Simplemente espectacular. Así fue la llegada de SmartWater a nuestro país.

En un evento inédito, el Club de Planeadores de Vitacura se cubrió de nubes. Pero no de esas que tapan el sol… por el contrario, un cielo completamente despejado fue testigo del descenso de un grupo de paracaidistas y del vuelo de dos inmensos globos aerostáticos.

El recibimiento de este nuevo producto en el portafolio de la Compañía fue tan Premium como su proceso de elaboración: SmartWater nace luego de evaporar, condensar y agregar la cantidad precisa de electrolitos y minerales a un agua, que tiene la cualidad única de hidratar con un sabor fresco y definido.

No por nada este producto se ha transformado en el favorito de las estrellas de Hollywood y ya está presente en más de 20 países, en muchos de los cuales es uno de los más vendidos en la categoría Premium con un crecimiento a tasas de dos dígitos desde 2007.

SmartWater llegó a Chile hace 16 meses, con un stock limitado y en algunos canales de distribución del sector oriente. La respuesta fue tan positiva, que la compañía no sólo decidió apostar a incorporarla en su portafolio, sino que se la jugó para que nuestro país fuera el único de la región que embotellará y distribuirá este producto estrella.

“En todo el mundo el consumo de agua está viviendo un gran auge. Es una de las categorías de bebidas que muestra mayor dinamismo y Chile no es la excepción. En 2017 creció en torno al 16%, y estamos enfocados en seguir expandiendo su crecimiento”, explicó Daniel Vercelli, Gerente General de Coca-Cola Chile.

Cata, música y diversión

Un camino de nubes, un columpio al infinito y la animación de Josefina Montané y Cristián Sánchez dieron vida a una reunión de amigos, de seguidores de la vida saludable que se mezclaron con instagramers y fanáticos de Coca-Cola, todos bajo el influjo de la música ambiental de la DJ Cecilia Amenábar.

Uno de los puntos altos de la noche fue la presencia del sommelier Marcelo Pino, quien invitó a los presentes a descubrir los sabores del agua y a catar e identificar las diferencias entre cada una. La sorpresa fue grande: el agua mineral tiene un sabor completamente distinto al agua de la llave y, en este contexto, Smartwater resulta única en sus dos versiones: con y sin gas. “Es un agua de características únicas e irrepetibles gracias a que simula el ciclo natural del agua, aportándole una textura delicada y voluminosa en el paladar, una gran sensación de frescor y un leve dulzor al final de boca por su baja concentración de minerales", explicó.   

La noche cerró a la perfección con la música en vivo de Camila Moreno, que se combinaba magistralmente con el sonido que surge de la mezcla de gas y fuego y que impulsaban los impresionantes globos, que no sólo iluminaron la noche santiaguina, sino que la llenaron de un nuevo -y delicioso- sabor.