Coca-Cola adquirió Organic & Raw Trading Co. que fabrica la marca MOJO de kombucha, bebidas orgánicas fermentadas naturalmente y de cultivo vivo.

La kombucha MOJO, que se vende en toda Australia, se elabora a partir de té fermentado de forma natural y es la categoría de bebidas de más rápido crecimiento en ese país. Esta es la primera vez que Coca-Cola adquiere la propiedad total de una marca de esa categoría.

"En poco más de ocho años, Organic & Raw pasó de vender MOJO en un mercado agrícola local a convertirse en una de las principales marcas de kombucha orgánica de Australia", explicó Vamsi Mohan, Presidente de Coca-Cola Australia. "Nuestro objetivo es acercar MOJO a más australianos, que esté  disponible en más lugares de todo el país. Así los consumidores podrán encontrarse con los mismos productos MOJO pero en una mayor cantidad de góndolas".

“Este es otro paso importante en el objetivo de la Compañía Coca-Cola de ofrecer bebidas para todas las ocasiones en el camino por convertirse en una Compañía Integral de Bebidas", agregó. En Australia ahora tenemos más de 165 productos y 25 marcas. La incorporación de kombucha MOJO encaja perfectamente con la creciente popularidad de las bebidas orgánicas y probióticas".

Anthony Crabb, co-fundador y CEO de Organic & Raw, perfeccionó su bebida fermentada en su casa en 2010. Desde entonces MOJO creció rápidamente utilizando ingredientes orgánicos de la más alta calidad, incluyendo fruta de verdad para lograr su gran sabor.

"Cuando empezamos, no podíamos imaginar este increíble crecimiento y la demanda de los consumidores que vemos hoy en día", dijo Crabb. "A medida que continuamos innovando, pronto nos dimos cuenta de que para poder llevar el negocio al siguiente nivel y proporcionar bebidas probióticas a más personas, necesitábamos encontrar el socio estratégico adecuado. Encontramos este socio en Coca-Cola".

La kombucha orgánica más vendida es MOJO CRAFTED KOMBUCHA, una bebida orgánica baja en azúcar, fermentada naturalmente, de cultivo vivo.

Conservando el corazón y el alma de MOJO

Los modestos comienzos de MOJO se relacionan con el acercamiento de Crabb al concepto de bebida de cultivo vivo, que requiere un SCOBY-starter (cultivo simbiótico de bacterias y levaduras). Esto lo colocó frente al desafío de alentar la cultura MOJO, que está en el corazón mismo de lo que convierte a su bebida de kombucha en un producto tan único como distintivo.

Cada una de nuestras botellas está hecha con ingredientes orgánicos certificados bajo estrictos controles de calidad y 100% amor. Coca-Cola nos permite expandir nuestro alcance mientras conservamos nuestro corazón y alma", expresó Crabb.

En tanto Mohan atribuyó la convergencia de varias tendencias de consumo al rápido crecimiento de MOJO: "Las personas buscan cada vez más bebidas de gran sabor y bajo contenido en azúcar que ofrezcan beneficios funcionales adicionales, como la salud digestiva", explicó.

"También respaldan las opciones de empaques sustentables, y MOJO utiliza botellas de vidrio transparente que pueden reciclarse. Así MOJO desempeñará un papel importante en ayudar a Coca-Cola a cumplir con su compromiso de reducir el azúcar en un 20% para el año 2025 y en el cumplimiento de sus compromisos de sustentabilidad mediante la utilización de envases reciclables".

En ese sentido, ambas compañías esperan aprender una de la otra.

"Coca-Cola es una Compañía Integral de Bebidas con un capital intelectual masivo", aseguró  Crabb. "Podemos aprender mucho sobre las tendencias de consumo e innovación en marketing, mientras que Coca-Cola se puede beneficiar de los conocimientos únicos de MOJO sobre la fermentación y lo que se necesita para elaborar bebidas de gran sabor".