La Segunda Convención de Coleccionistas de Coca-Cola en Chile encantó por igual a grandes y chicos, con sus miles de reliquias traídas desde ocho países del mundo. La clásica botella Contour volvió a ser la reina del día, entre juguetes, chapitas, láminas y miniaturas que los fanáticos intercambiaron con alegría y entusiasmo.