En septiembre Coca-Cola se pone la camiseta tricolor para celebrar el 18 con una gran campaña que invita a “sentir el sabor de ser chileno”. Además, convoca a los santiaguinos a celebrar en las emblemáticas fondas del Parque O’Higgins.

Están los caserosque brindan en familia, los carreterosque se prenden con los amigos, los que vuelven a casa el fin de semana largo y los que aprovechan los feriados para irse de viaje. Hay una infinidad de maneras de celebrar las fiestas patrias, porque al final somos 18 millones de chilenos celebrando el dieciocho.

Es por eso que Coca-Cola Chile se propuso transmitir pura buena onda y felicidad en los preparativos de las festividades de septiembre, a través de una campaña en que la marca convoca a “sentir el sabor de ser chileno”.

“Somos picarones, buenos para la talla, nos gusta comer empanadas y prender la parrilla. El chileno tiene sus propias características y la idea es que seamos conscientes de todo eso que somos”, dice Ricardo Cafati, Brand Manager de la Compañía.

Es por eso que la pieza audiovisual de la campaña muestra, al ritmo de una cueca rockeada, diversas formas de vivir la fecha: la abuela que espera a los nietos con empanadas, el chileno parrillero, el que desde el extranjero saluda a sus padres por celular y el que trata de “achuntar” la argolla en la botella para sorprender a la polola.

El comercial se filmó en Putaendo, Tunquén y Peñalolén, entre otros rincones del país. “Se convocaron familias que son reales y no actores, y se usaron palabras que son chilenas, como ‘achuntar’, porque queríamos sorprender al consumidor desde una marca mundial que el chileno valora mucho”, precisa Ricardo.

Las fondas con las 3 R

En el mismo afán de acompañar el espíritu fiestero de este 18, Coca-Cola está invitando a los santiaguinos a que se emperifollen y salgan a zapatear una cueca en las fondas más famosas de la capital, las del Parque O’Higgins, que este año prometen dosis de cueca y cumbia por partes iguales.

En el cartel central de la fiesta que este 2019 se llamará “Santiago celebra bajo la misma estrella”, lucen cumbieros tradicionales como la Sonora Palacios o Pachuco y la Cubanacán, compartiendo escenario con conjuntos como la Compañía Folclórica de Santiago o Aparcoa y la Sigrid Alegría.

Pero a lo que más empeño le pondrán los fonderos este año será a que la fiesta sea más limpia y sustentable. El compromiso de los locatarios esta vez es reducir todavía más, en un 50%, el uso de carbón y a cambio preferir parrillas a gas; no usar platos plásticos; que los vasos sean reutilizables y la iluminación con tecnología LED, entre otras medidas.

La invitación de las fondas del Parque O’Higgins, en este año de la COP25, será a que mientras brindan y comen, los chilenos también reduzcan, reutilicen y reciclen. Por lo mismo, se reforzará el trabajo de hacer más eficiente la segregación en el Punto Limpio que se instalará en el recinto, para evitar la basura sobre el prado al día siguiente.

Además, habrá locales que sólo ofrecerán bebidas retornables para reducir los residuos plásticos. Y si el año pasado se reciclaron 14 toneladas de cartón, latas, vidrio, botellas y aceite, para este 18 se espera superar considerablemente esa meta.