A pocos días de que se inicie la esperada Festigame Coca-Cola 2018, conversamos con el experto en videojuegos Alejandro Alaluf sobre los juegos más cotizados del momento y las razones del aumento de la cultura gamer en el país.

Los fanáticos de los videojuegos ya están en la cuenta regresiva. Ad portas de la Festigame Coca-Cola 2018, a realizarse entre el 3 y 5 de agosto en Espacio Riesco, conversamos con Alejandro Alaluf, un orgulloso gamer y periodista experto en el tema.

“Yo nunca he renunciado a los videojuegos. A los 45 años me toca enfrentar el prejuicio de por qué sigo jugando a esta edad y yo respondo ¿por qué no?”, comenta el autor de la Guía de los Videojuegos 2016, que ha profesionalizado una afición que comenzó de niño cuando jugaba Atari.

El periodista plantea que los actuales creadores de videojuegos, criados en los 70 y 80, “están apostando por ofertas de gusto más adulto, con temáticas más narrativas y complejas, y no sólo basadas en la fantasía del empoderamiento de portar una espada o un rifle para matar”.

Según datos de la Entertainment Software Association (ESA), en 2016 el 39% de los jugadores superaban los 36 años en Estados Unidos. Eso no quiere decir que el segmento gamer esté envejeciendo, más bien se está ampliando: ya no juegan solo los hijos, sino que sus padres los acompañan. “Los que ahora tienen hijos, en su momento jugaron Mario Bros”, sostiene Alejandro.

Los juegos del momento

Aunque le cuesta escoger un único juego como su favorito, Alejandro Alaluf se queda con Half-Life, la saga que con el tiempo se convirtió en un objeto de culto para los fans de los llamados FPS o videojuegos de disparo en primera persona. “El juego marcó un antes y un después en materia de gráficos narrativos y mecánicas de juego. Me marcó mucho”, confiesa.

Sobre los preferidos del mundo gamer en la actualidad, el experto reconoce que la gama es amplia, “pero hay juegos o estilos que marcan generaciones. Hace un par de años era Minecraft y antes de eso fue Call of Duty. Hoy los juegos que están de moda son los de batalla real, principalmente dos: Fortnite, que es el más popular del momento, y Player Unknown Battleground (PUBG)”.

“Entre los últimos que he jugado y me han gustado mucho está God of War, un gran título para los usuarios de Play Station”, recomienda Alejandro. Precisamente uno de los invitados a Festigame Coca-Cola será Eric Jacobus, el doble de acción de “Kratos”, personaje de la más reciente entrega de God of War.

La gamificación de Chile

El fervor que desata Festigame Coca-Cola se explica por el crecimiento explosivo de la cultura gamer en el país, empujada por la influencia de las redes sociales y fenómenos como el Cosplay. “En Chile había una sed muy grande por participar en estas actividades y Festigame llegó como un evento celebratorio de los videojuegos, una feria donde vas en familia a ver gente disfrazada o a competencias del juego de baile Just Dance”, reflexiona Alaluf.

La competencia de Cosplay es precisamente uno de los momentos más esperados de la fiesta de los videojuegos, con fanáticos que trabajan meses confeccionando sus atuendos. “El Cosplay en general ha ayudado a levantar los eventos ñoños, tanto de videojuegos, como de comics y cultura otaku”, comenta el periodista.

Pero ser “ñoño” ya no es mal visto, advierte Alejandro, porque “el jugar videojuegos se naturalizó y cada vez hay menos prejuicios. Los smartphones volvieron natural el jugar dentro de un celular -ya sea Candy Crush o juegos más complejos- y ya no estás restringido a una consola”.

La última radiografía de GfK Adimark a los fans chilenos del videojuego arrojó que un 35% de los autodenominados “gamers” juega más de 20 horas por semana, mientras que los llamados “jugadores casuales”, le dedican entre 5 y 10 horas. Los dos aspectos más positivos que los encuestados aseguran recibir de los videojuegos son entretenerse y conocer amigos. “Ahora los chicos, que son multitasking, socializan a través de los videojuegos: se ponen audífonos, se enchufan frente al computador y están relacionándose con sus amigos, mientras juegan y pueden estar conversando de la prueba de mañana”, concluye el experto.