En plena pandemia, reinó la camaradería en la cita en que se entregó una botella conmemorativa con el mensaje: “Más unidos que nunca”.

En vista de las restricciones que impuso la pandemia, la directiva del Club de Coleccionistas de Coca-Cola en Chile ya había desistido de organizar su reunión anual de socios en 2020… hasta que algunos compañeros presionaron porque no querían quedarse sin la cita. “Esa linda presión que recibimos de parte de los socios nos obligó a pensar cómo lo hacíamos, porque cuando nos juntamos tenemos mesas para exponer y canjear los artículos de nuestras colecciones”, explica Richi Meza, vicepresidente del Club.

Con la imaginación como herramienta, pusieron manos a la obra e hicieron rápidas pruebas para ver si funcionaban las mesas virtuales en las que cada expositor mostraría sus tesoros: la dinámica funcionó. Entonces, se enviaron las invitaciones vía Zoom a una veintena de socios y convocaron al Quinto Encuentro Anual de Club Coleccionistas de Coca-Cola. Con el evento, los amigos fanáticos de la memorabilia cocacolera sentían que ese día volvían en gloria y majestad.

Los encuentros comenzaron de manera improvisada en 2014, dos años después de la fundación del Club, cuando un grupo de fanáticos de Coca-Cola juntó se reunió en el Persa Bío Bío para montar sus colecciones y comenzar a intercambiar botellas con historia, juguetes, figuritas y merchandising alusivo a recordadas promociones de la Compañía. La cita de camaradería e intercambio, entonces, no podía suspenderla una pandemia.

“Este encuentro fue un símbolo de que ni el coronavirus nos detiene y la frase ‘más unidos que nunca’ nos representa: no tenemos que estar físicamente juntos para sentir que seguimos siendo grandes amigos con cosas en común. La tecnología nos permite acercarnos y entre nosotros se dio una unión real, porque somos gente que habla un mismo idioma”, recalca Richi, que ya sueña con un posible próximo encuentro virtual para marzo o abril de este año.

A través de videoconferencia se reunió a una veintena de socios del Club de Coleccionistas de Coca-Cola en Chile

Intercambios con delivery

Símbolo del compañerismo entre los socios fue también la botella conmemorativa que el Club mandó a diseñar para recordar su Quinto Encuentro Anual: una clásica contour personal, en versión retornable de vidrio, que llevaba el mensaje “Más unidos que nunca”. El objeto se transformó en uno de los chiches más comentados del evento, donde hubo espacio para presentar a los nuevos socios de la lista de 50 miembros que la agrupación tiene entre Arica y Punta Arenas.

En la cita por Zoom, los participantes se repartieron en “mesas virtuales” donde los miembros iban entrando para que cada expositor diera cuenta de sus nuevas adquisiciones y exhibiera las novedades que quisieran trocar o vender. Fue la oportunidad para que se intercambiaran y comercializaran decenas de objetos de alto interés para los coleccionistas, los que -una vez terminado el encuentro- se distribuyeron a través del sistemas de envío postal.

“El encuentro fue un exitazo, gracias a que se ha desarrollado bastante el tema de los envíos, entonces todas las cosas que se compraron, vendieron o intercambiaron llegaron a su destino en plazos muy breves y en dos semanas ya todos tenían los objetos en su poder”, celebra el vicepresidente del Club de Coleccionistas de Coca-Cola Chile.

Richi Meza frente al computador durante el Quinto Encuentro Nacional de Coleccionistas de Coca-Cola