Todos queremos trabajar en un lugar donde te cuidan. La Planta Talca de Coca-Cola Embonor se propuso velar por la salud mental y física de sus asociados. Y el objetivo se logró con tan buenos resultados, que le significó recibir una importante acreditación de la autoridad sanitaria.

La Planta de Talca de Coca-Cola Embonor se ha convertido en todo un ejemplo para el Sistema Coca-Cola, por propiciar un entorno feliz y saludable para sus trabajadores. Tanto así, que la Secretaría Regional Ministerial de Salud del Maule decidió distinguir ese trabajo y acreditó por dos años a la planta como un “Lugar de trabajo promotor de salud”.

No es la primera vez que obtienen la acreditación, lo vienen haciendo desde 2009 y se ha vuelto todo un sello para el desempeño de los equipos humanos. “Nos llena de orgullo haber logrado la acreditación nuevamente y haber sido capaces de mantenerla año a año. Es fruto del trabajo conjunto con los sindicatos, el servicio de casino y la empresa de servicios de transporte, entre varios actores más”, explica Patricio Cabrera, gerente de la Planta Talca.

Son numerosas las acciones que la planta desarrolla desde hace años para propiciar un entorno laboral más amable; entre ellas, protocolos para que el transporte se desplace con seguridad dentro de las dependencias; instancias de prevención de consumo de tabaco, alcohol y drogas; actividades que fomenten la interacción deportiva, además de una alimentación sana; y acciones de cuidado medioambiental.

“Constantemente nos preocupamos por la salud física y mental tanto de nuestros colaboradores como de su grupo familiar, entregándoles mejores condiciones laborales a las que exige la ley. Es así como nos preocupamos de su alimentación, movilización, celebraciones, acceso a sala cuna, exámenes preventivos y varios otros factores”, explica Patricio.

Por ejemplo, para el reforzamiento de la actividad física se organizan campeonatos deportivos como la “Copa de la Amistad”, además de olimpíadas interplantas y recreos con gimnasia de pausa. Para prevención de drogas, en tanto, se firmó un convenio con el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) que permite acceder a programas del organismo que apoyan el mejoramiento de la calidad de vida. 

¿Cómo se logra que un ambiente laboral de calidad sea sostenido en el tiempo? El gerente de la Planta Talca explica que la clave es el diálogo constante con los colaboradores de la empresa y las entidades que agrupan a los trabajadores, como sindicatos, comité paritario, brigada de emergencias y comité deportivo. También desarrollan actividades para recopilar la información sobre las inquietudes de los diversos grupos humanos de la planta, para después darles respuesta con medidas efectivas.

Los beneficios de ser una planta preocupada por la salud mental y física de sus trabajadores son claros: personas más comprometidas con los objetivos de la compañía y que se sienten más a gusto. Y en términos de indicadores formales eso se traduce en un lugar con baja rotación laboral, bajo ausentismo, alta concurrencia a las actividades de desarrollo y bienestar organizacional y con buenos resultados en las encuestas de riesgo psicosocial.

“En el entorno nos ven como una empresa completa, preocupada no sólo de vender nuestros productos, sino también con una alta preocupación por nuestra gente, el medio ambiente y la comunidad”, finaliza el gerente de la Planta Talca de Coca-Cola Embonor, Patricio Cabrera.