Ese envase de Coca-Cola que tienes en tu mano, ¿es reciclable? Sea de vidrio, plástico o aluminio, lo más probable es que sea totalmente reciclable. Alrededor del mundo, Coca-Cola está trabajando para cerrar el ciclo por medio del diseño de envases, también conocido como Eco Diseño, que usan los recursos con mayor eficiencia, apoyando sistemas comunitarios de reciclaje y promoviendo el uso de materiales renovables mediante la innovación.

“La mayoría de nuestras bebidas están disponibles en latas de aluminio, botellas de plástico PET o botellas de vidrio. Cada envase tiene su propio beneficio. Por ejemplo, me encanta la botella de plástico cuando me traslado de un lugar a otro, pues puedo volver a taparla fácilmente y no debo preocuparme porque se derrame. Las latas son grandiosas para el refrigerador de mi casa, ya que puedo apilarlas y tener una variedad de opciones fácilmente accesible. Y también es maravilloso sentir la nostalgia de una Coca-Cola en botella de vidrio”, dice Sarah Dearman, líder en envases sustentables de Coca-Cola Estados Unidos.

El 99% de los envases de esta región son reciclables, incluyendo las cajas y cartones de jugo, que cada vez son más aceptados en los centros de reciclaje, al igual que las tapas.

Como si esto fuera poco, más del 25% del plástico en Estados Unidos es PlantBottle, que se fabrican con hasta 30% de materia vegetal y son, obviamente, completamente reciclables. “Esto contribuye a que Coca-Cola sea el mayor usuario de bioplásticos en el mundo, innovación que nos está ayudando a reducir la huella de carbon en nuestros envases”, dice Sarah.

Cada empaque tiene sus propias características. Mientras el PET tiene menor huella de carbon –especialmente cuando en su elaboración se utilizan materias primas renovables-, el aluminio tiene un alto valor de reciclaje y el vidrio puede reutilizarse indefinidamente.

En Estados Unidos, la tasa de reciclaje es del 34,6%. Para aumentarla, Coca-Cola trabaja directamente con organizaciones como The Recycling Partnership, Closed Loop Fund y Keep America Beautiful. El Sistema Coca-Cola en conjunto ha ayudado a poner más de 900 mil carritos de reciclaje y puntos limpios desde 2007, además de apoyar iniciativas educativas acerca del tema.

“Lo más importante es que necesitamos que todas las personas reciclen, en todo momento. Ya sea en su casa, en el trabajo, en la escuela o al desplazarse de un lugar a otro, deben convertirse en defensores del reciclaje”, señala.

Otro de los temas que preocupa a la Compañía es la de los desechos marinos. Para trabajar en eso, Coca-Cola trabaja con organizaciones como Ocean Conservancy y apoya iniciativas como la Alianza por Mares Libres de Residuos y la Limpieza Internacional de Costas. También trabaja en connjunto con Living Lands and Waters para ayudar a limpiar el río Mississippi, donde el material recogido desde el fondo es reciclado e incluso utilizado en la fabricación de nuevos envases.  “El reciclaje es una de las formas clave en que todos podemos ayudar a abordar la problemática de los desechos marinos para darle a los envases otra vida y mantenerlos fuera del medio ambiente. Podemos y continuaremos haciendo más para asegurar que nuestros empaques sean reciclados y reutilizados”, concluye Sarah.