En sintonía con el programa Un Mundo Sin Residuos, Coca-Cola Andina ha dado un paso clave: certificar a cinco de sus centros de distribución como “Zero Waste”. Journey hizo un recorrido para descubrir la clave de una operación que evita enviar basura al relleno sanitario.