En el centro del Océano Pacífico flota una isla amorfa que pesa más de 87.000 toneladas, conocida como el Gran Parche de Basura del Pacífico. Descubierto por primera vez a mediados de la década del 90, cada año se expande sumando nuevas piezas y partículas de basura. Es solo un ejemplo sorprendente de cómo el mundo está experimentando una amenaza directa por el exceso de desperdicio, lo que demuestra la necesidad urgente de soluciones sustentables.

Encontrar esas soluciones es el objetivo de la iniciativa Un Mundo sin Residuosde Coca-Cola, que incluye el ambicioso objetivo de recolectar y reciclar el equivalente de cada botella o lata que la empresa vende a nivel mundial para 2030. Desde su lanzamiento, en enero de 2018, la iniciativa ha suscrito e implementado nuevas campañas de reciclaje, y reinventado las existentes, desde Estonia a Australia, desde Kenia a Estados Unidos, respetando los valores de una economía circular de ciclo cerrado: un sistema en el que todos los empaques de plástico que produce la empresa se diseñan para ser reciclados y reutilizados en envases de alimentos y bebidas.

Estos programas brindan valiosas lecciones que pueden replicarse en todo el mundo y demuestran que las iniciativas de reciclaje circular son posibles y valiosas en cualquier país y cualquier economía.

En línea con el objetivo global, Coca-Cola desarrolla en los países del sur de América Latina diversos programas que contribuyen a recuperar y reciclar el PET de los envases. En Uruguay, por ejemplo, la Compañía integra el Plan de Gestión de Envases y contribuye financieramente a la implementación de la iniciativa, que sólo en 2018 recolectó más de 2.400 toneladas de materiales. En Chile, en tanto, 38.000 alumnos de 52 municipios recibieron la visita del Bus del Reciclaje, que nació como un instrumento de educación ambiental para promover el reciclaje y el consumo responsable y que, desde 2013, ha recuperado casi cinco mil toneladas de residuos. Asimismo, se llevan adelante alianzas con distintas empresas y organizaciones. La asociación con CEMPRE, por ejemplo, busca mejorar el papel de los recicladores de base de la Región Metropolitana de Santiago dentro de la cadena de valor, en conformidad con la Ley REP. En alianza con TVN Coca-Cola Chile impulsa el programa Actitud Re, que con acciones a escala nacional llevó la concientización sobre el reciclaje a cada rincón del país. Finalmente, la Compañía fue una de las siete empresas que firmó el primer Pacto por los Plásticosde América y es parte del grupo que llevará adelante el primer Piloto de la Ley REPen el país. La extensa costa de  Perútambién concentra los esfuerzos de la Compañía, que participa de la cruzada nacional #PlayasLimpias. Además, en los más de 20 años de vínculo  que unen a Coca-Cola con la asociación peruana ONG Vida  se ha logrado movilizar a más de 200 mil voluntarios y recolectado más de 6.000 toneladas de basura en todo el litoral peruano y en las cuencas de los principales ríos. Si te interesa conocer las acciones vinculadas a Un Mundo sin Residuos que realiza la Compañía en otros países de la región, te invitamos a visitar los sitios Journey de ArgentinaBoliviaParaguay