Coca-Cola Chile y la Fundación Amulén se unieron para lanzar el Fondo Innova Agua, que financia soluciones tecnológicas para dar acceso a agua potable a comunidades afectadas por la sequía. La ONG trabaja hace tiempo en zonas con escasez hídrica, como la comunidad de Majada Blanca, en la Cuarta Región, que, tras años sin agua potable, pudo cumplir el sueño de volver abrir nuevamente la llave.

Majada Blanca es un poblado rural emplazado a más de dos mil metros de altura en la Región de Coquimbo, caracterizado por amplias extensiones de tierras blanquecinas que dan origen a su nombre. “Es uno de los territorios de asentamiento humano más antiguo del sector de Pan de Azúcar, zona de crianceros que vivían de los animales y la producción de quesos y charqui”, explica Jaime Castillo Aliaga, Presidente del Comité de Agua Potable Rural de la Provincia del Elqui.

Hoy, Majada Blanca es uno de los sectores más afectados por la megasequía de la zona central de Chile, con tierras agrícolas deprimidas por la escasez hídrica y donde hasta hace poco tiempo las familias de la comunidad recibían el agua solo a través de camiones aljibe, en un promedio de mil litros por familia en cada entrega. “Pero tomar agua en bidones no es lo mismo que tomar agua potable”, confiesa María, una de las habitantes del pueblo.

“La gente no tenía agua en sus casas y tenía que sacar incluso del estero, entonces pensé que algo debíamos hacer por ellos”, comenta el dirigente del comité de agua. En 2019 se encontraron con la Fundación Amulén, ONG que trabaja para mejorar la calidad de vida de comunidades en situación de vulnerabilidad en Chile, precisamente a través del acceso al agua. Allí comenzó una nueva era para ellos.

En julio del 2020, la fundación se adjudicó el fondo “Chile Compromiso de Todos” del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, que permitió implementar en Majada Blanca una planta potabilizadora de agua subterránea, llamada “Remote Waters”, una innovadora propuesta creada en Chile y que funciona con energía generada por paneles solares  financiados por el Fondo para Comunidades de ISA Interchile.

Conscientes de cómo les cambiaría la calidad de vida, los mismos vecinos pusieron manos a la obra para montar el radier donde se instaló la solución tecnológica que les permitió acceder a agua potable. Así, una vez operativa, la planta comenzó a entregar 23 mil litros diarios de agua, beneficiando a cerca de 40 hogares de la zona. La gente no lo podía creer: el sueño de muchos años se hacía realidad.

“Me parece fabuloso que llegue el agua, porque nosotros siempre teníamos que estar restringiéndola. El agua es dignidad, porque significa poder ducharse todos los días. Por eso, abrir la llave ahora es algo sorprendente, es un milagro”, dice emocionada Francisca Betancourt, madre de una de las familias beneficiadas por el proyecto de Fundación Amulén.

Y ante el llamado urgente a trabajar en equipo en esta área, a fines de 2020, la ONG se unió a Coca-Cola Chile para lanzar la convocatoria del Fondo Innova Agua, que financiará tecnologías que den acceso a agua potable a otras tres comunidades afectadas por la sequía.

Agua, motor de superación

“Lo que era un sueño se transformó en realidad”, destaca la directora de la Fundación Amulén, Rocío Espinoza, al explicar que se eligió a la comunidad de Majada Blanca por encontrarse dentro de la extensa franja de megasequía de Chile: “Allí vimos a comuneros que se abastecían por camiones aljibe y a una alta comunidad de adultos mayores y niños, por lo que sentimos que era un sector prioritario”.

Cuando se inició la generación de agua potable en la zona, se regalaron 20 árboles a las familias de manera simbólica, con la idea de destacar que la llegada del vital recurso era también un motor de desarrollo para la comunidad. “El agua es una herramienta de superación de la pobreza y en ese contexto no solo nos preocupamos de dar acceso, sino además de que la utilicen como una herramienta de superación, por lo que creamos talleres formativos de cultivos de olivos e higos”, detalla Rocío.

Así como en Majada Blanca, la Fundación Amulén trabaja con diversas soluciones innovadoras de generación de agua en distintos lugares de Chile, no solo con sistemas que potabilizan aguas subterráneas, sino también con otros que captan el recurso desde el aire o desalinizan aguas del mar, por nombrar algunos. Ejemplo de ello es la alianza con Coca-Cola Chile en la implementación del Fondo Innova Agua. De la forma en que sea, la innovación, las alianzas y el trabajo con las comunidades permite que el abastecimiento de agua potable sea una realidad.