Comenzó el trabajo de capacitación de vecinos y vecinas de Villa La Primavera 2 de La Pintana, quienes esperan convertirse en líderes medioambientales de su entorno, para así combatir los basurales callejeros.

Mientras terminan de instalar el proyector y las sillas de la sede vecinal, un grupo de mujeres llega puntual y, abanico en mano, se dispone a esperar que la charla comience. Los 30 grados de calor que marca el termómetro en La Pintana esa tarde, no son impedimento para que Rosa, Águeda, Graciela y Ana aceptaran la invitación para participar en la actividad sobre manejo de residuos.

“Siempre he querido aprender a reciclar los desechos y a hacer abono para mis plantas”, dice Ana Llanquileo, cuando le toca presentarse en público ante sus vecinos de la Villa La Primavera 2, todos reunidos para participar en la primera sesión de la Academia Basura Cero, un taller impartido por monitores de la Fundación Basura.

La actividad de sensibilización ambiental es parte del premio que obtuvieron los pobladores y pobladoras de ese sector de La Pintana, luego de haber resultado ganadores del proyecto Techo Verde, una convocatoria hecha por la Fundación Techo y apoyada por Coca-Cola, que busca incentivar la gestión comunitaria de residuos.

La monitora Karina Arteaga, de la Fundación Basura, inicia la clase motivando a los asistentes y explicándoles que durante el taller se preguntarán qué se puede hace con la basura: “Todas nuestras acciones cuentan y, por pequeñas que parezcan, sí pueden generar un cambio”.

“Uno quiere ver su pasaje y su población limpia para surgir en forma digna, porque la idea es que las dueñas de casa aprendamos a mantener todo limpio para no enfermarnos. A mi me encantaría, por ejemplo, reciclar las cáscaras de papas y los restos de lechugas”, agrega Aurora Arroyo.

Líderes del reciclaje

Techo Verde -de la Fundación Techo- es un programa que busca premiar y darle viabilidad a proyectos de la comunidad, tendientes a buscar soluciones al problema de la basura, considerando que en muchas zonas residenciales abundan los micro basurales, ya sea por falta de costumbre o por un mal servicio de retiro de los residuos. 

“El proyecto comienza con este taller de sensibilización ambiental para que los vecinos entiendan que la basura no es solo un problema estético, que hace que su villa se vea más linda o más fea, sino que es un problema medioambiental. Queremos que se sumerjan en todas las posibilidades que les da la basura”, explica Constancia Verde, Coordinadora del proyecto de Techo.

La Academia Basura Cero contempla seis clases y una salida a terreno para visitar la Dirección de Gestión Ambiental de La Pintana (Diga). Ahí los inscritos visitan las instalaciones en manejo de residuos de su propia comuna, donde se hace -entre otras cosas- reciclaje y compostaje.

La idea del taller es formar distintos líderes ambientales para que gestionen los residuos domiciliarios de su comunidad, a través del oficio de recicladores de base. “Vamos a capacitarlos con el Movimiento Nacional de Recicladores, para que les entreguen las competencias laborales necesarias, y les brindaremos las instalaciones para poner un punto verde y un espacio de acopio donde operen los nuevos recicladores”, finaliza Constancia.