El cuidado del agua es cada día más prioritario. Es por eso que Coca-Cola a nivel global asumió el tema como uno de sus ejes de sustentabilidad y se comprometió a devolver al medioambiente el equivalente al 100% del agua que utiliza en sus bebidas y en sus procesos productivos.

El agua es un recurso esencial para la vida, fuente de salud y prosperidad económica. El cuidado de este recurso es un compromiso de Coca-Cola en todo el planeta y por ese motivo la Compañía se comprometió a reabastecer a la naturaleza el 100% del agua que utiliza en sus bebidas y procesos productivos. La meta, fijada para 2020, se alcanzó a nivel global cinco años antes gracias a una sólida política de reducción de consumo y reutilización de agua en las plantas embotelladoras, y programas de protección de cuencas y reforestación que permiten conservar el agua de los suelos. Así, desde desde 2015 la Compañía reabastece a la naturaleza cada gota de agua que utiliza.

En el último Informe de Sustentabilidad elaborado por la Compañía se indica que en 2017 y gracias a 281 proyectos relacionados con el agua en todo el mundo, la Compañía logró reabastecer a la naturaleza 248 billones de litros de agua.

Sabiendo que los árboles juegan un rol fundamental en la conservación adecuada del agua, Coca-Cola Chile se propuso realizar acciones locales que le permitieran sumarse al movimiento global de la compañía. Se trata de dos proyectos emblemáticos: uno en la Región de Tarapacá y el otro en el Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar. Ambos se materializan a través de la reforestación y recuperación de flora nativa, tan necesaria en la reposición, tanto de afluentes naturales como de napas subterráneas.

Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar y sus extensas áreas de reforestación. 

De las vegas altoandinas al Jardín Botánico

A más de 3.900 metros sobre el nivel del mar, en los Altiplanos de Altos de Pica, Coca-Cola Chile desarrolla el Programa de Mejoramiento de Vegas Altoandinas de Tarapacá. Este proyecto, en conjunto con Fundación Avina, la Corporación Norte Grande y nueve comunidades Aymaras, tienen el objetivo de recuperar 200 hectáreas de bofedales en cuatro cuencas: los ríos Cariquima, Sacaya y Huatondo, además del Salar de Huasco. A la fecha ya se han recuperado 225 hectáreas. La cantidad recuperada en este proyecto es sorprendente, y a fines de 2018 ya sumaba 1.991.000 metros cúbicos de agua recuperada.

Al mismo tiempo, Coca-Cola Chile junto con la organización Bosques del Norte y la Fundación Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar, está recuperando 250 hectáreas degradadas por la acción humana e incendios forestales en este pulmón verde de la Ciudad Jardín.

El proyecto, que se desarrollará a lo largo de veinte años, contempla faenas para evitar el escurrimiento de agua, permitir la infiltración de aguas lluvias y recuperar caudales, además de la reforestación de flora nativa, la plantación de 500 palmas chilenas y la creación del Parque de las Aguas, un espacio con fines educativos, que contará con miradores y senderos, y estará abierto a toda la comunidad.

En la denominada fase de construcción, que comenzó en agosto de 2016 y se prolongará hasta fines de 2019, se están recuperando pozos profundos e implementando una red de distribución de agua de riego; además de obras de conservación de suelos y reforestación que permitirán  la captura de aguas de lluvia. Se estima que, al final de las obras, se recuperarán cerca de 300 millones de litros de agua anuales que hoy se pierden por escurrimiento. A fines de 2018 se contabilizaban 101 metros cúbicos de agua recuperada.

Estas iniciativas han significado que el año pasado, Chile lograra un 101% de reabastecimiento total, que significa el cumplimiento de la meta global dos años antes de lo previsto. Y todavía falta mucho por avanzar y recuperar. Mientras tanto, los invitamos a conocer más proyectos y a tomar conciencia de lo que significa el Día Mundial del Agua.