Ya no son los mismos: quienes antes eran conocidos como ‘cachureros’, ahora son gestores calificados de la cadena de recolección de residuos. Los 24 recicladores y recicladoras apoyados por Coca-Cola Andina subieron al escenario con orgullo para recibir el diploma con que ChileValora los certificó formalmente como trabajadores con las competencias necesarias para realizar la tarea que mejor saben hacer.

La ceremonia fue pura emoción y los fuertes aplausos en el Aula Magna de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) fueron reflejo de ello. Con los recicladores de Renca, Quilicura, Pudahuel y Peñalolén se certificaron un total de 623 trabajadores de distintas áreas productivas, luego de haber culminado con éxito un proceso de evaluación donde intervinieron el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) y el Centro de Evaluación y Certificación de Competencias Laborales Bureau Veritas.

Juan Carlos Godoy, por ejemplo, lleva más de 40 años dedicado al reciclaje en Renca y trabaja diariamente con su mujer y su hijo en la recolección de residuos. Él agradece haberse evaluado y capacitado, porque en el proceso aprendió a segregar de manera óptima los materiales según su valor, entre ellos papel, diario, cartón, vidrio, plástico y metal.

“Esto para nosotros es un reconocimiento nacional, siento que se nos valora como trabajadores de recolección y no ‘cachureros’ como nos llamaban antes. Además nuestro trabajo consiste en cuidar el planeta y la economía del país, porque todo cartón o papel que se recicla son árboles menos que se cortan”, sostiene orgulloso Juan Carlos, con su diploma en las manos.

Otro de los recicladores de base que recibió su certificación fue David Ojeda, quien recolecta residuos desde hace 20 años y hoy trabaja en la comuna de Providencia. “Chile nos reconoce porque hacemos un trabajo que antes no era bien valorado, ahora la gente sabe que valemos mucho porque cuidamos el medio ambiente”, expresa.

El trabajo bien hecho

ChileValora es el organismo público responsable del Sistema de Certificación de Competencias Laborales, cuya misión es certificar habilidades, capacidades y experiencia de trabajadores que no tienen estudios formales ni título profesional. En la actualidad, los recicladores de base están obligados a certificarse por mandato de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor, más conocida como Ley REP.

Durante la ceremonia, el secretario ejecutivo de Chile Valora, Francisco Silva, invitó a los trabajadores certificados a seguir perfeccionándose para así mejorar su empleabilidad y contribuir al desarrollo de Chile. “Este certificado marca un hito importante en su vida, es un reconocimiento a sus habilidades, conocimiento y experiencia en sus oficios, la prueba concreta de un trabajo bien hecho. El diploma que han recibido reconoce que cuentan con las competencias necesarias en las actividades que diariamente llevan a cabo, así de que deben sentirse orgullos”, explica.

Desde hace años, Coca-Cola Andina está comprometida con los recicladores de base reconociendo su labor, entregándoles diferentes herramientas y facilitándoles el acceso a la certificación necesaria en el marco de la ley REP. Junto al Movimiento de Recicladores de Base y la Municipalidad de Renca, Coca-Cola Andina identificó a los recicladores que iban a certificarse, explicándoles desde un comienzo cómo los beneficiaría el proceso en sus expectativas laborales futuras. “Ellos son clave en la cadena de reciclaje y queremos que ese valioso trabajo continúe con los sistema de recolección que se han puesto a andar con la Ley REP. La certificación es el requisito número uno para que puedan trabajar en los sistema de gestión de residuos”, dice ja Jefa de Desarrollo Sustentable, Valentina Meza.