La Fundación Amulén se enfoca en mejorar la calidad de vida de comunidades en situación de vulnerabilidad en Chile a través del acceso al agua. Y lo hace con innovación, pensando en proveer la solución tecnológica más idónea para las particularidades de cada territorio, en medio de una urgencia hídrica sin precedentes. Para acompañar a ese esfuerzo, Coca-Cola Chile es parte del Fondo Innova Agua.

Cuando la megasequía es una realidad innegable en Chile, la pregunta urgente que surge es: ¿cómo sobreviven las personas de zonas rurales con la carencia de algo tan esencial como el agua? Para dar una respuesta contundente

Las comunidades que no tienen agua potable terminan sacando el recurso para subsistir

El 47,2% de las viviendas rurales, es decir 324.216 hogares, no cuenta con acceso formal a agua potable; por tanto, el 87% de su abastecimiento depende de pozos o ríos, fuentes que en la última década se han ido secando peligrosamente. A eso se le suma que la entrega de agua a través de camiones aljibe ha aumentado en casi un 71% respecto al primer trimestre del año 2019 -según cifras del Ministerio del Interior-, por lo que muchas personas se quedan sin agua cuando el camión no pasa.

De acuerdo con el estudio de Amulén -que cruzó sus datos con la Encuesta Casén 2015- el porcentaje promedio de vulnerabilidad en zonas carentes de agua potable es mayor al 80 por ciento. En otras palabras, aumenta la pobreza mientras menor sea el acceso al agua. Es por eso que la falta de acceso al agua se ha transformado en un desafío complejo y multidimensional, que debe abordarse con inteligencia, tecnología y el apoyo de toda la comunidad.

Agua, motor de desarrollo

La Fundación Amulén nació para mejorar la calidad de vida de comunidades vulnerables en Chile, precisamente apuntando a mejorar el acceso a agua, recurso que en la ONG conciben como un motor de desarrollo que transforma la vida de las personas. No por nada, “amulén” significa “avanzar, progresar”, en la cosmovisión del pueblo Pehuenche.

Para evitar que la escasez hídrica siga aumentando la vulnerabilidad social, ambiental y económica de zonas rurales, es que Amulén se propuso ayudar a que las comunidades usen la innovación para acceder a más y mejor agua. Sus soluciones apuntan a generar agua a partir del aire; captar y potabilizar las aguas lluvia; desalinizar aguas del mar; y tratar aguas superficiales o subterráneas para volverlas aptas para el consumo; entre una treintena de otros sistemas.

La Fundación desarrolla proyectos de agua en todo Chile desde el 2012, los que han logrado beneficiar hasta la fecha a más de mil viviendas rurales, a través de la entrega de un promedio de 150.000 litros de agua potable al día. Así, han llevado soluciones tecnológicas para abastecer del recurso vital a comunidades de Coquimbo, Pirque y Alto Bio-Bio, por nombrar algunas.

Y como la colaboración público-privada es esencial para poder actuar frente a la falta de acceso al agua, Amulén y Coca-Cola Chile unieron esfuerzos para lanzar el Fondo Innova Agua, un instrumento que busca motivar a los municipios de las comunas con más sequía a apostar por salidas inteligentes y novedosas para enfrentar la escasez hídrica.

“Esta alianza es clave para enfrentar este desafío, porque se necesita de la cooperación de todos. Estamos muy felices por el apoyo de Coca-Cola, una Compañía preocupada por la comunidad, que tiene el acceso a agua dentro de sus ejes esenciales”, reflexiona Rocío Espinoza, Directora de Amulén.

Mientras tanto, Paola Calorio, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile, señala que “en Coca-Cola sabemos que el agua es esencial para la vida, la naturaleza y la salud de nuestras comunidades y creemos que la solución necesita de la cooperación de todos los actores implicados en la gestión y el uso de este recurso. Hace más de una década establecimos nuestro enfoque sobre el agua basado en cuatro pilares: proteger, reducir, reciclar y reabastecer. En 2015, cinco años antes de lo previsto, cumplimos como Compañía, a nivel mundial, con el objetivo de reponer el 100% del agua que utilizamos en nuestras bebidas y en Chile ya tenemos un 104% de recuperación. Por eso, hoy queremos dar un paso más allá y trabajar codo a codo con Fundación Amulen para mejorar el acceso de miles de chilenos al agua, porque sabemos que representa un factor de desarrollo y dignidad”.