El arrecife mesoamericano es el segundo más grande del mundo, compartido por cuatro países y una valiosa reserva de biodiversidad. Lamentablemente muy cerca de ese lugar hay una verdadera isla de residuos plásticos que amenaza constantemente el equilibrio natural. Coca-Cola y WWF en Centroamérica busca mejorar la gestión de agua en Honduras, Guatemala y Belice, mejorando el acceso a las comunidades y promoviendo el reciclaje y la disposición de residuos en el marco de Un Mundo sin Residuos.