La oficina de la Ministra de Medioambiente estaba más llena de lo normal el miércoles 10 de abril. Representantes de varias empresas, agrupadas a través de AB Chile, llegaba al despacho de Carolina Schmidt para presentarle un documento clave: el primer plan piloto para la implementación de la Ley Rep en la categoría Envases y Embalajes.

Varias empresas, entre las que se cuentan Coca-Cola, Nestlé, Unilever y Natura, acompañaron a Isidro Pereda, Gerente de Gestión de Residuos de la organización, a presentarle a la ministra la propuesta que permitirá comenzar a constituir los Sistemas Integrados de Gestión (SIG) en una comuna de Santiago.  Lo trascendente es que se trata del primer piloto en el marco de la ley REP y una oportunidad única para que los chilenos comiencen a involucrarse con el tema del reciclaje y la gestión adecuada de residuos, que tiene un alto componente ciudadano.

Se trata de una propuesta en que las empresas se harán cargo del 90% de los residuos domiciliarios que correspondan a la categoría Envases y Embalajes que es, sin duda, la más cercana a la ciudadanía por sus hábitos de consumo.

Paola Calorio, Directora de Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile, estuvo presente en esa reunión, que calificó como histórica, porque implica un gran paso en un trabajo largo entre las empresas y el ministerio y es un hito en una labor público-privada que ha resultado muy provechosa. “Es muy relevante para nosotros, porque todos los que estamos aquí estamos conscientes de la necesidad de una ley como esta y nos enorgullece ser parte de su implementación. Este piloto va a servir para que toda la información que hoy existe acerca de esta normativa se haga tangible en la ciudadanía, que los chilenos podamos visibilizar qué es la REP y cuáles son sus efectos positivos”, explicó.