La próxima década será de grandes transformaciones en las tasas de reciclaje de Chile, uno de los países de la OCDE que menos valoriza sus residuos. Para eso, la Ley REP ya definió las metas que deberán cumplir los productores de acá a 2030.

Según cifras del gobierno chileno, en 2018 se produjeron 1,25 millones de residuos de envases y embalajes a nivel domiciliario, de los cuales se recicló sólo el 12,5 por ciento. Si bien el porcentaje representa un leve crecimiento respecto de años anteriores, sigue siendo muy pobre.

Por eso Chile tiene puestas todas las fichas en la próxima década, cuando el país debiera sufrir una gran transformación cultural y las tasas de reciclaje subir como la espuma. Para lograr este objetivo, en el Diario Oficial se hizo público el anteproyecto de decreto que fija las metas de recolección y valorización de envases y embalajes dentro de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP).

Las metas que se autoimpuso la Ley REP son ambiciosas y  comenzarán a regir en 2022. La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, explicó que la idea es que todos los hogares del país reciclen el 60% de envases y embalajes para el 2030, en un proceso de recolección de residuos que también será distinto.

Si se desglosa la meta por material, la idea es que hacia 2030 ya se esté reciclando un 70% de papel y cartón, un 65% de vidrio, un 60% de cartón para líquidos, un 55% de metales y un 45% del plástico.

El cambio más relevante será que las personas pasarán de llevar los residuos de su casa a un punto limpio, y formarán parte de una operación que prevée el retiro domiciliario de materiales para reciclar. Es decir, un camión pasará puerta a puerta haciendo esa recolección, como en varios países más avanzados en la materia.

Objetivos concretos

Este año estará marcado por la agenda ambiental de Chile porque, por un lado, se empieza a materializar la Ley REP; pero también por la gran vitrina en la que se convertirá Santiago cuando a fin de año se celebre la COP25, principal cumbre medioambiental del mundo. Será crucial, entonces, mostrar los avances del país en temas de sustentabilidad.

El champion de la COP y creador de TriCiclos, Gonzalo Muñoz, ha seguido de cerca los avances de la normativa que hace responsables a los productores de los residuos que generan sus procesos. “Ahora salió el reglamento de envases y embalajes que regula las metas para cada uno de los tipos de materiales, empezando con una meta bastante baja pero incrementando bastante la ambición hacia 2030”, explica.

¿Cuál es la importancia de definir estas metas? Para Gonzalo, la clave está en que se definen objetivos concretos a 10 años de plazo, en los que la industria tiene que empezar a aplicar los cambios, mirando los residuos que generan y reduciéndolos: “La idea será ecodiseñar lo máximo posible y, después, generar todos los mecanismos de recolección que permitan que esos envases vuelvan al sistema, donde no solo debiera haber capacidad de recolección sino de transformación de cada uno de los materiales específicos”.

El champion de la COP25 explica que la primera etapa será de enfoque educativo. Allí, los puntos limpios cumplen un rol relevante para aumentar las tasas de reciclaje. “La idea es llegar a 2030 con una capacidad de recolección diferenciada en cada casa, en que la ciudadanía sea capaz de segregar lo reciclable de lo no reciclable, en un modelo donde también se implemente la recolección de orgánicos para compostaje. Así, en 10 años tendremos un sistema totalmente distinto de manejo de residuos”, señala Gonzalo Muñoz.

Para Coca-Cola Chile es fundamental ir a la vanguardia de estos cambios que exige la legislación. Paola Calorio, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de la Compañía, explica que en la Compañía están muy compenetrados con el ritmo que tiene que tener Chile respecto al reciclaje: “Y queremos ir más allá. En el caso del plástico, que es nuestro residuo más relevante, la Ley REP nos dice que vamos a tener que recolectar un 45% en 2030, pero nuestra meta es llegar al 100 por ciento”.