En el hemisferio norte la primavera avanza tímida y los parques y espacios públicos se llenan de gente. En Londres, solo una cosa puede opacar la alegría por la llegada del sol: la basura.

Es por eso que, como parte de la alianza entre Coca-Cola y Keep Britain Tidy, la Compañía alentó a los ciudadanos a contribuir con las jornadas Great British Spring Clean (Gran Limpieza de la Primavera británica).

Mientras los ciudadanos pusieron manos a la obra, colaboradores del Sistema Coca-Cola hicieron lo propio: más de 30 voluntarios ayudaron a ordenar el área de Little Venice en Londres.

El Great British Spring Clean de este año pretende inspirar a 500.000 personas en todo el país para reciclar la mayor cantidad de basura posible para que productos como las botellas se realicen con materiales 100% reciclados y tengan una segunda, tercera o cuarta vida útil.

En trabajo fue realmente impactante: en poco tiempo de trabajo, los voluntarios recolectaron…¡más de 60 bolsas de basura!

“Hemos sido aliado de largo plazo de Keep Britain Tidy. El año pasado nuestros colaboradores desafiaron los vientos helados para ayudar a limpiar parte de la playa del río Támesis. Así que hoy fue un placer estar al sol de la primavera en el área de Little Venice de Londres, ayudando a eliminar un montón de basura antiestética de los bancos y caminos del canal. Todos se involucraron genuinamente y sintieron una verdadera sensación de logro con la transformación que conseguimos”, dijo Liz Lowe, Manager de Responsabilidad Corporativa y Sustentabilidad de Coca-Cola

"¡Es increíble cuánto puede recoger un equipo de entusiastas voluntarios en unas pocas horas!"

Recuerda: solo una hora puede hacer una gran diferencia, por lo que no tienes que estar fuera todo el día.

Y en cualquier lugar del mundo donde vivas es bueno recordar que no importa cuán grande o pequeño sea tu esfuerzo, la comunidad y el medio ambiente se van a beneficiar; de hecho, el 89% de los participantes en el Great British Spring Clean del año pasado sintieron que hicieron una gran diferencia en el medio ambiente, mientras que el 83% dijo que se sentía más integrado en su comunidad.