Como ya es tradición, el Premio Nacional de Medio Ambiente Recyciclápolis 2018 distinguió a distintas iniciativas de empresas y fundaciones por sus aportes al cuidado del planeta y sus cuatro elementos: agua, tierra, fuego y aire.

“Chile cambió, porque hoy no es suficiente que las empresas sólo creen valor y den empleos. El verdadero desarrollo es uno solo y ese es el desarrollo sustentable”. Con esas palabras, la Ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt, celebró la existencia de premios como el que cada año entrega Recyclápolis.

La Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola, Paola Calorio, como parte de las 19 personalidades de distintas áreas que integraron el jurado, también reconoció el valor de este tipo de iniciativas: “este reconocimiento es muy importante ya que permite poner en la agenda pública, la importancia de que los gobiernos, empresas y la sociedad civil tomemos conciencia del cuidado de nuestro planeta, seamos capaces de generar iniciativas donde nuestros roles tengan un efecto multiplicador y reconozcamos a quienes trabajan en hacer una diferencia positiva en nuestro entorno”.

En la categoría de cuidado del Agua los ganadores fueron Enel por su “Programa de gestión hídrica para usuarios agrícolas en la Cuenca del Maule” y la Fundación Mery por su proyecto “Ruta de navegación educativa: Cetáceos de Patagonia Norte”. En la categoría Aire, en tanto, fue reconocido el proyecto “Los detergentes más sustentables de Chile” de Unilever.

En el elemento Fuego, se premió al proyecto “Producción e inyección de gas natural renovable a la red” de Metrogas y a la iniciativa “Energía solar sin inversión” de Solcor. Mientras que en la categoría Tierra, hubo tres ganadores: la empresa Explora por su proyecto “Reserva natural Puritama”, la iniciativa “MEC, materiales elaborados con cenizas” de Bejos y el proyecto “Estancia Primavera” de la Fundación Alerce 3000.

El premio de Cultura Sustentable recayó en el proyecto de innovación social ÜÑÜ y su iniciativa “Chilean Handmade Chiloé”; el galardón de Turismo Sustentable se lo llevó Tierra Atacama Hotel & Spa por su proyecto “Planta solar híbrida” y en la categoría de Nuevas Generaciones el reconocimiento fue para la empresa C-Verde por su proyecto “Operaciones C-Verde”.

Finalmente, se reconoció al proyecto de la empresa Metrogas como el Mejor de los Mejores del año, una mención creada especialmente este año para destacar su aporte al cuidado del medio ambiente.

Recyclápolis reconoció además de manera póstuma al antipoeta Nicanor Parra por sus “eco poemas” y al ex ministro Máximo Pacheco, por su aporte en la revolución de las energías renovables durante su gestión. “Me emociona ver en las portadas de diarios como el Washington Post o el New York Times lo que hemos hecho en un país donde hace cinco años la energía era sólo un problema”, dijo Pacheco al recibir la escultura diseñada para la ocasión por el arquitecto y artista Enrique Concha.


Invitados internacionales

Tres importantes figuras internacionales invitadas al evento fueron premiadas por la Fundación Recyclápolis. Una de ellas fue la ambientalista Laura Turner, presidenta de Captain Planet Foundation, ONG inspirada en el personaje homónimo de la exitosa serie animada. “Todos somos planetarios en cierta medida. 80 millones de personas vieron la serie Capitán Planeta sólo en Estados Unidos y también hay jóvenes de hoy que me confiesan que son sus seguidores. Eso es inspirador, porque los jóvenes no tienen un sesgo, están conectados a Internet y pueden tomar sus propias decisiones de consumo”, comentó la hija del fundador de CNN, Ted Turner.

“Cada vez es más clara la necesidad de contar con una voz unificada que eduque al mundo acerca de la importancia de invertir en el planeta y sobre los peligros de darle la espalda al medio ambiente”, dijo otra de las oradoras galardonadas, la norteamericana Debbie Levine, fundadora de Environmental Media Association (EMA), organización que nació para crear conciencia ambiental a través de la televisión, el cine y la música.

También fue reconocido el aporte de Pristine Seas, el proyecto de National Geographic que busca proteger los últimos lugares salvajes del océano. Su director para América Latina, Álex Muñoz, advirtió que “el 70% de los recursos pesqueros están agotados o sobreexplotados gravemente, algo que afecta a Chile y al mundo entero. Han ido desapareciendo los tiburones y ahora sólo queda entre el 5 o 10% de su población”.