Más de 1.300 recicladores de todo Chile se verán beneficiados por la campaña de recolección de alimentos y equipos de protección sanitaria en el marco de la crisis del coronavirus. La iniciativa, impulsada por la Asociación de Recicladores, es apoyada por el Gobierno y varias empresas, incluida Coca-Cola Chile.

El tradicional edificio que alberga al Instituto Nacional sirve por estos días como centro de acopio para las donaciones que llegan en el marco de la campaña solidaria que encabeza la Asociación Nacional de Recicladores de Chile, con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente, la Sofofa y Cempre Chile (Compromiso Empresarial Para el Reciclaje). Con la presencia de recicladores de base, la ministra Carolina Schmidt y el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, se dio inicio a una campaña que busca ir en ayuda de los recicladores que es apoyada por Coca-Cola, como un reconocimiento a la invaluable labor que ellos realizan en la cadena de la Economía Circular.

La crisis sanitaria del coronavirus se ha vuelto también una crisis social y económica. Y los recicladores son uno de los eslabones que más de han visto afectados dentro de la cadena de valorización de residuos, ya que sus ingresos dependen de la venta y gestión de los materiales, que han estado más escasos en el actual contexto de Covid-19 por cierre de puntos limpios y de oficinas que han preferido la modalidad a distancia. Además, son susceptibles de un mayor riesgo de contagio por manejar residuos directamente con las manos. Por eso, esta campaña está armando cajas de alimentos para distribuir entre los recicladores de base que no están en condiciones de trabajar, especialmente aquellos que son ancianos o tienen enfermedades crónicas, ya que se encuentran dentro del principal grupo de riesgo. 

Además, se están acopiando artículos de protección e higiene -como mascarillas, láminas de protección facial y alcohol gel- para poder dar elementos de seguridad a aquellos que siguen trabajando en las calles.

“Somos un servicio esencial y prioritario, ya que gracias a nosotros se evita que el reciclaje termine en el relleno sanitario”, enfatizó Soledad Mella, dirigente de la Asociación Nacional de Recicladores, quien explicó que hoy están recolectando apenas el 30% del material que lograban juntar habitualmente, algo que no solo es negativo para su situación laboral sino también para el medio ambiente. “Estamos en una situación sumamente crítica, pero no podemos parar el reciclaje; al contrario, deberíamos hacerlo mejor ahora que estamos en nuestras casas”.

En la sede del Instituto Nacional, en Santiago Centro, se están acopiando las donaciones para los recicladores.

Los pioneros del reciclaje

El Ministerio del Medio Ambiente participa gestionando ayuda para la campaña, como parte de un plan mayor de apoyo público-privado para la industria del reciclaje y sus trabajadores. Entre otras medidas, ya se declaró al reciclaje como actividad esencial del país, dando paso a que sus trabajadores puedan operar en comunas con cuarentena, siempre bajo los resguardos necesarios.

“Estamos apoyando a los recicladores de base, trabajadores informales que han sido los pioneros del reciclaje en Chile y que hoy están viviendo momentos difíciles debido a la pandemia. Esto es una campaña que pretende ir en apoyo de los recicladores que son adultos mayores o los que están viviendo momentos más difíciles”, explicó la Ministra Carolina Schmidt en el lanzamiento de la campaña.

"Les estamos dando un pequeño respiro, además de elementos que les permitirán volver a operar en su actividad y salir a la calle", comenta Enrique Gellona, Director de Cultiva, Fundación que estará a cargo de gestionar la donación de Coca-Cola Chile entregada por la Fundación Coca-Cola.

Por su parte, el Presidente de Sofofa, Bernardo Larraín, sostuvo que “los recicladores conforman la primera línea del reciclaje y son muy importantes para la implementación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP). Por eso agradecemos mucho a las empresas que están colaborando con ayuda, como Coca-Cola”.

Soledad Mella, dirigenta de los recicladores, porta una de las máscaras protectoras que fueron donadas en el marco de la campaña