Las 600 niñas seleccionadas para formarse en la 
Academia Climáticas x Tremendas ya comenzaron el camino de capacitación,  que las ayudará a liderar espacios en materia de sustentabilidad. En las primeras clases aprendieron conceptos teóricos generales sobre cambio climático; y otros más prácticos, como la importancia de reciclar bien.

Con cuaderno abierto y muchas ganas de aprender, las estudiantes de entre 14 y 25 años de la Academia Climáticas x Tremendas iniciaron los talleres y clases virtuales que las llevarán a potenciar sus talentos y habilidades, para ponerlos al servicio del cuidado del planeta. Porque todas ellas tienen una meta en común: convertirse en agentes de cambio.

“Compartimos muchos de los ideales de esta Academia y de todas las que aquí están participando”, decía al saludar Sebastián Vicuña, profesor de la Universidad Católica que dictó la primera clase de todo el programa, en su rol de director del Centro de Cambio Global UC.

El académico, experto en recursos hídricos, explicó conceptos generales de cambio climático, con la idea de nivelar a todas las participantes que se conectan desde de 18 países distintos. Les habló de las razones de por qué cambia el clima, cuál es el efecto que produce el sol y cómo entender el impacto que generan los gases de efecto invernadero en la humanidad.

“Quienes digan que los gases de efecto invernadero son el principal condicionante del clima no están en lo cierto: es el sol y eso nadie lo puede negar. Pero los gases de efecto invernadero también son importantes para entender el clima del planeta y su concentración está aumentando producto de nuestras actividades humanas; por ende, uno debiese suponer que el clima está cambiando y están ocurriendo una serie de cosas que dan cuenta de este efecto”, explicó Sebastián durante la mañana de sábado.

Mientras la clase transcurría, en el chat circulaban decenas de comentarios, felicitaciones y datos de documentales que las participantes se iban compartiendo. Muchas también dejaban sus preguntas al profesor, que revelaban el alto interés por el tema. Melina, por ejemplo, preguntaba si la emisión de gases de efecto invernadero era desigual entre países distintos y Naomi consultaba qué concentración de CO2 había en la actualidad.

Fernanda Ramos, Gerenta de Relaciones Institucionales de Coca-Cola Chile

Aprender a reciclar con Sprite

La semana siguiente, fue el turno de aprender sobre reciclaje, de la mano de Sprita. La bebida de los jóvenes cambió su envase para hacerlo más fácil de reciclar y se la está jugando por educar en temas de sustentabilidad. En esa clase las participantes aprendieron sobre los infinitos usos que tiene el plástico de las botellas y los beneficios de preferir las botellas retornables.

“Somos de los países que más basura generan, más de un kilo al día por cada chileno;s por lo tanto, tenemos un problema medioambiental y el reciclaje es una acción contra el cambio climático”, apuntó Fernanda Ramos, Gerenta de Relaciones Institucionales de Coca-Cola Chile.

Luego, el reciclador Pablo Salhi -dueño de la empresa de reciclaje domiciliario ReciclaHogar- les ayudó a dilucidar dudas sobre qué se recicla, cómo se recicla y dónde se recicla, además de bosquejarles el panorama de la gran cadena humana que trabaja detrás de la recolección de residuos, donde los recicladores de base son los principales protagonistas.

“Hay un camión, un chofer y una persona que va al lado del chofer, tomando los materiales reciclables para llevarlo a un lugar que se llama centro de acopio, donde trabajan muchos otros recicladores que se dedican a separar 30 tipos de materiales distintos. Por lo tanto, cada vez que dejen algo para reciclar, piensen que habrá una persona que lo manipulará después”, les aclaró Pablo.

Pablo Salhi recorre varios condominios de Chicureo haciendo los retiros de reciclaje con su empresa ReciclaHogar.