El “Primer Seminario REP 2018” evaluó la implementación de la ley Responsabilidad Extendida del Productor y sus implicancias en el futuro.

¿Cómo está avanzando Chile en el trabajo por incentivar el reciclaje? La pregunta es incómoda y desafiante a la vez. En Chile se recicla el 10% de las 17 millones de toneladas de residuos que se generan al año. El objetivo es aumentar esa cifra con una serie de acciones y una ley marco para fomentar el reciclaje.

Para el ex Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, la Ley REP no es la panacea y advierte que, si no se desarrollan instrumentos complementarios, su impacto podría ser muy bajo. “Es una ley marco para el fomento del reciclaje, que crea -entre otras figuras- la Responsabilidad Extendida del Productor. Ese es un tremendo instrumento que servirá mucho, pero no podemos olvidar que hay otros instrumentos a reglamentar, que van a ayudar y permitirán incluso a cumplir las metas de la Ley”, sostuvo Pablo en su ponencia inaugural del Primer Seminario REP 2018 en Santiago.

¿Cuáles son esos otros pasos para aumentar el reciclaje? Generar instrumentos económicos y otras normas que incentiven un cambio de ADN en los productores. Uno de ellos es “reglamentar el eco diseño para incentivarlo -explica el ex ministro-, porque ahí está la clave para que los países reciclen más y disminuyan sus residuos en vertederos”.

Según José Luis Samaniego, Director de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, esa es la ciencia de la economía circular. “Hay que diseñar para poder reciclar, con los incentivos económicos necesarios para que los residuos no se pierdan en el circuito circular. El que contamina debe pagar, pero estamos lejos de eso todavía y mientras no haya costos en las cuentas económicas, los incentivos para reciclar, reducir y reusar serán muy débiles”, advirtió durante su charla en el seminario.

El representante de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe aclara que los países más adelantados en estas materias en el mundo son: Francia, Alemania, Estados Unidos y España. En Sudamérica menciona el caso de Colombia, que va un paso más adelante que Chile y logra que el 17% de los residuos sean recuperados por recicladores. “La meta del gobierno colombiano es que el país recicle 20% de sus residuos y ojalá hasta 50% en 2030, una meta más ambiciosa que la de Chile”, indicó.

SACAR LA BASURA NO ES GRATIS

El último Informe de Desempeño Ambiental de la OCDE para Chile advierte los dos temas en los que el país está peor evaluado: gestión de biodiversidad y gestión de residuos. Pablo Badenier agrega que la generación per cápita de residuos domiciliarios “es relativamente alta y probablemente creciente -más o menos 1,3 kilos por habitante al día-, sumado a la altísima proporción de residuos que van al relleno sanitario, cercana al 95 por ciento”.

Los rellenos sanitarios están subsidiados en la actualidad por el Estado, porque la Subsecretaría de Desarrollo Regional debe pagar para construirlos. Además, de acuerdo con el documento Política Nacional de Residuos 2018-2030, los municipios pueden llegar a gastar hasta el 27% de su presupuesto municipal sólo en pagar la gestión de su basura. “Eso es altísimo, pero en las familias sigue existiendo la sensación de que sacar la basura es gratis, cuando nada es gratis en la vida”, sostuvo el ex ministro.

“Más del 60% de las propiedades en Chile está exenta de pagar contribuciones y, por lo tanto, no paga derechos de aseo. Y hay un camino muy impopular, pero que si no lo abordamos no llegaremos muy lejos: modificar la Ley de Rentas II para que menos propiedades estén exentas del pago de derechos de aseo”, planteó Pablo durante el encuentro de expertos. Por su parte, el Director de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL, consideró que hay que enfocarse en el reciclaje del plástico con medidas más eficientes que sólo eliminar las bolsas y bombillas.