Reconociendo la amenaza que representan los desechos plásticos marinos, Coca-Cola se unió en Halifax, Canadá, a representantes gubernamentales y líderes de la industria de todo el mundo para firmar la Carta sobre Plásticos Oceánicos.

Adoptada originalmente por Alemania, Canadá, Francia, Italia, el Reino Unido y la UE en la Cumbre del G-7 de 2018, la Carta sobre Plásticos Oceánicos es un llamado a los gobiernos, la industria y los ciudadanos en general para que reconsideren su relación con los plásticos.

Desafortunadamente, siguen siendo muchos quienes tratan a los plásticos como un producto de un solo uso desechándolo de manera inadecuada y afectando así al medio ambiente. Al abogar por un enfoque de gestión del ciclo de vida de este valioso recurso, la Carta sobre  Plásticos Oceánicos tiene por objetivo prevenir el descarte y garantizar que los plásticos estén diseñados de modo de poder ser recuperados y reutilizados o reciclados.

"Los desafíos mundiales, como la búsqueda de soluciones para combatir la contaminación por plásticos y los desechos marinos, requieren medidas audaces por parte de los gobiernos, las industrias y las empresas. Al apoyar la Carta sobre Plásticos Oceánicos, Coca-Cola está demostrando el tipo de liderazgo que Canadá está fomentando en su país y en todo el mundo para asegurar un futuro saludable y próspero para nuestros hijos y nietos", aseguró Catherine McKenna, Ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá.

En tanto uno de los primeros impulsores del reciclaje, la Compañía Coca-Cola trabaja desde hace décadas con distintos socios globales y locales con el propósito de fabricar envases más sustentables y desarrollar programas de reciclaje más eficaces en todo el mundo. La aprobación de la Carta sobre Plásticos Oceánicos ratifica el compromiso continuo de la Compañía de abordar el tema de los desechos plásticos a través de su iniciativa “Un Mundo sin Residuos”.

"La Carta sobre Plásticos Oceánicos es un paso importante para abordar el problema de los empaques en el mundo. Cada día miles de toneladas métricas de plástico terminan en nuestros océanos. Esta Carta nos brinda un marco para la cooperación y el desarrollo sustentable, dos piezas clave si queremos tener éxito en el abordaje de esta problemática", aseguró Bruce Karas, Vicepresidente de Sustentabilidad de Coca-Cola North America.

Un mundo sin residuos

Presentado a principios de este año por el CEO de Coca-Cola, James Quincey, antes del inicio del Foro Económico Mundial, “Un Mundo sin Residuos” es una estrategia audaz por la cual la Compañía se comprometió a recolectar y reciclar, para el año 2030, todos los envases que introduzca al mercado. Además, apuesta a ofrecer un 100% de empaques reciclables para 2025 y crear envases con al menos un 50% de material reciclado para 2030.

Los plásticos son una parte vital de nuestro mundo moderno y mantener el statu quo en nuestro enfoque hacia ellos es insostenible.

La Carta sobre Plásticos Oceánicos sugiere un enfoque renovado de este recurso, considerándolo en términos de un ciclo de vida continuo. Sólo a través del compromiso y la cooperación, los gobiernos y las empresas como Coca-Cola pueden abordar el problema de los desechos plásticos marinos.

"En Coca-Cola, nos preocupan los océanos, los cursos de agua del mundo y los recursos naturales que todos compartimos", agregó Bruce. "Es inaceptable que los envases terminen en el lugar equivocado, ensuciando las comunidades en las que vivimos y trabajamos. La Carta sobre Plásticos Oceánicos es un gran paso adelante para hacer que esta problemática global se convierta en cosa del pasado".

Para obtener más información sobre las medidas que la Compañía Coca-Cola está tomando para alcanzar sus objetivos de “Un Mundo sin Residuos”, te invitamos a leer el Informe de Sustentabilidad 2017 de la Compañía.