La capacitación sobre manejo de plásticos a la que convocó la campaña #DesafíoTierra en septiembre de 2019 resultó ser un éxito. En pocas semanas ya había miles de inscriptos y la cifra subió como la espuma durante los meses siguientes. A inicios de este año, 10 mil capacitados recibieron un contenedor apilable para juntar plásticos y llevarlos al punto limpio, como incentivo para seguir reciclando.

Luis Alfredo Muñoz tiene 65 años y hace tiempo comenzó a llevar los residuos al Punto limpio del supermercado más cercano que tiene en La Reina, comuna donde vive. Cuando la actividad se volvió un hábito decidió motivar a sus hijos para que también clasificaran sus residuos, hasta que un día se dio cuenta de que el conocimiento que tenía era insuficiente y necesitaba saber más sobre el proceso.

Dispuesto a investigar sobre el reciclaje, a finales de 2019 se sentó frente al computador y se encontró con la campaña #DesafíoTierra de CNN y Chilevisión, que lo invitaba a aprender más sobre los plásticos. Después de un par de clicks ya estaba inscripto y capacitándose de manera virtual. “Si bien yo entendía sobre plásticos, había cosas que no sabía en profundidad. Ahora, por ejemplo, sé que debo comprimir las botellas y guardar las tapas. He aprendido un montón sobre acciones que ayudan a reciclar mejor”, confiesa.

Por haber participado en las capacitaciones, Luis Alfredo fue uno de los 10 mil ganadores de contenedores de reciclaje que se entregaron en 23 puntos limpios, entre Arica y Punta Arenas, a principios de este año. “El contenedor es apilable y súper fácil de llevar, porque lo puedes desarmar una vez que lo llenaste en tu casa y traerlo cómodamente al Punto Limpio”, explica Waldo Carrasco, Subgerente Comercial de Comberplast, la empresa valorizadora de plástico reciclado que diseñó el recipiente.

El material que se usó para confeccionar el cajón proviene del reciclaje de tapas de bebida y envases de jugo y leche, entre otros residuos. Su color amarillo indica que el contenedor debe usarse para recolectar plásticos, porque la idea de la primera parte de la campaña #DesafíoTierra es precisamente revertir las bajas tasas de reciclaje de plástico en el país, que son cercanas al 8%.

“Hoy en Chile las tasas de reciclaje son bajas; por lo tanto, los puntos limpios constituyen el puntapié inicial como instancia de educación. Esta campaña está vinculada con algo que no es tan sencillo de entender: cuáles son los diferentes tipos de plásticos y, de ellos, cuáles son reciclables y cuáles no”, explica Verónica de la Cerda, Gerenta General de la empresa B TriCiclos.

Nuevos agentes para el cambio

“Lo que hicimos fue invitar a las personas interesadas en generar cambios, para que se metieran en nuestra página y se capacitaran viendo un video que hicimos apoyados por la Fundación Chile, quienes lideran el Pacto por los Plásticos. Hasta enero de este año ya habíamos capacitado a más de 18 mil personas, y a las primeras 10 mil les entregamos el contenedor de reciclaje”, explica Paloma Ávila, Subdirectora de Desarrollo de Contenidos de Turner.

La campaña, que apoyan diversas empresas -entre ellas Coca-Cola-, tiene expectativas todavía más ambiciosas: se espera llegar a los 40 mil agentes de cambio capacitados, para que -así como don Luis Alfredo Muñoz- se transformen en chilenos portavoces de una nueva manera de entender la ruta de los plásticos.