Hay que copiar lo bueno. Con esa máxima, Chile está dando los primeros pasos en imitar lo que hicieron los británicos con el “UK Plastics Pact”. Durante el Seminario de Economía Circular en la Fundación Chile, se lanzó la invitación para que las empresas nacionales se entusiasmen en liderar el Pacto de los Plásticos de Chile.

El problema de los plásticos en el mundo requiere urgentemente que los actores privados y públicos de los países se pongan de acuerdo para avanzar con medidas eficientes y concretas. Y Chile quiere liderar esa avanzada planetaria.

Ese fue el principal mensaje del Encuentro “Economía Circular, una realidad en Chile”, donde la Ellen MacArthur Foundation, la Fundación Chile, TriCiclos y el Ministerio de Medio Ambiente lanzaron la invitación a las empresas para que se sumen a un Pacto de Plásticos de Chile, iniciativa similar a la que suscribieron los británicos.

¿En qué consiste el UK Plastics Pact? Más de 40 compañías privadas del Reino Unido, entre ellas Coca-Cola, se propusieron reducir la contaminación del plástico hacia el 2025 a través de varias medidas, como el rediseño de los empaques.

“Estamos lanzando la invitación oficial a que las empresas se sumen a este desafío de un Pacto de los Plásticos en Chile, siguiendo el ejemplo que se desarrolló en Reino Unido. Es un llamado a las empresas que quieren liderar este camino, a ser pioneras y llevar la delantera en la reducción de los plásticos”, explicó el jefe de la Oficina de Economía Circular del Ministerio de Medio Ambiente, Guillermo González.

El tema estará liderado en el país por la Fundación Chile y la Ellen MacArthur Foundation, además del Gobierno y la empresa B TriCiclos. “La capacidad de nuestra especie de ponerse de acuerdo fue la que provocó este desbalance ambiental monumental, pero es esa misma capacidad la que nos puede sacar de ahí. Por eso vamos a iniciar el trabajo para crear el Pacto de los Plásticos en Chile y tenemos que ponernos de acuerdo sobre cuál será nuestra meta”, comentó Andrés Pesce, gerente de Sustentabilidad y nuevos negocios de la Fundación Chile.

El fundador de Triciclos, Gonzalo Muñoz, destacó que Chile está tomando un liderazgo claro en el combate mundial a la contaminación de plásticos, por lo tanto, este pacto “debiera posicionar al país a la vanguardia en la forma de entender el problema de los plásticos. Porque además en Chile existen ejemplos extraordinarios y todos están invitados a ser parte de esa nueva revolución”.

Ellen MacArthur Foundation

De visita en Santiago, Andrew Morlet -CEO de Ellen MacArthur Foundation- explicó la importancia del Acuerdo Global de la Nueva Economía del Plástico, en el que los países se comprometieron a tener sistemas que les permitieran recolectar más material y, así, aumentar el reciclaje de plástico hacia el 2025. “Lo que queríamos era globalizar la innovación liderada por las empresas e hicimos este compromiso global”, comentó.

La Fundación Ellen MacArthur está formada por 120 personas que trabajan en Reino Unido para promover el desarrollo sustentable. “El rol de nuestra fundación es acelerar la transición hacia la economía circular, de la manera más rápida posible y en distintos frentes: con las ciudades, los gobiernos y los negocios”, sostuvo Andrew en el encuentro.

Hoy predomina una economía de orden lineal, donde se toman los recursos naturales, se hacen productos que duran un período corto y después se desechan. A eso se agrega, según el experto británico, que en los años 50 “nació la norma cultural de usar plásticos para no tener que limpiar, donde se empezó a decir que lo desechable era bueno, por ser barato y conveniente. Pero esta normalización de lo desechable comenzó a tener fuertes impactos en la economía del planeta”. De ahí la importancia de promover la economía circular en el mundo, como una alternativa a la economía lineal, donde el diseño de los productos sea actualizado y mejorado.