El Día Mundial del Medio Ambiente es una plataforma mundial para inspirar un cambio positivo y se basa en el precepto de que un cambio global requiere de una comunidad global”. Así es como la ONU describe el propósito del día que celebramos hoy, 5 de junio. Y en 2020 ese concepto de comunidad global adquiere una dimensión muy especial. 

Este año, entre el cúmulo de incertidumbres que dejará la pandemia aparece una certeza inapelable: la del valor del trabajo conjunto para cuidar nuestra salud, la de nuestros seres queridos y la del planeta. Porque cuando trabajamos juntos somos capaces de superar desafíos impensables y lograr cambios positivos allí donde sea necesario.

Es por eso que este año, sumado a nuestro compromiso Un Mundo sin Residuos, desde Coca-Cola Chile queremos celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente junto a quienes trabajamos localmente en programas de reciclaje, protección de cuencas y limpieza de playas. 

En un proyecto Fundación Avina, Coca-Cola y Corporación Norte Grande, Alto Tarapacá se propuso recuperar 200 hectáreas de bofedales y vegas que son clave en el desarrollo cultural y económico de los pueblos originarios del altiplano del norte grande. A fines de 2018 se habían recuperado 2 millones de metros cúbicos de agua.

En la línea de recuperación de cuencas, en el Jardín Botánico Nacional se realiza un trabajo de recuperación de especies nativas que reforestará 250 hectáreas que se convertirán, a futuro, en un “Parque de las Aguas” abierto a la comunidad para fines educativos y de esparcimiento. 

Además, la Compañía decidió apoyar un trabajo ejecutado por la ONG The Nature Conservancy (TNC) para restaurar, reforestar y proteger hábitats naturales en la parte alta de la cuenca del río Maipo, específicamente en las zonas del Monumento Natural El Morado y de la Reserva Nacional Río Clarillo, ambas áreas protegidas administradas por la CONAF.

Gracias a todos ellos por ayudarnos a cuidar el Medio Ambiente y a construir el sueño conjunto de vivir en Un Mundo sin Residuos.