Una naranja es mucho más que una fruta: puede ser una herramienta para el crecimiento profesional, la inclusión social e incluso el desarrollo territorial. Esto quedó demostrado con el proyecto "Social Farming, agricultura social para la cadena de suministro de cítricos siciliana", promovido por el Distrito Cítrico de Sicilia y la Escuela Secundaria ARCES con la contribución de The Coca-Cola Foundation, que entró así en una nueva fase y se prepara para hacer que las naranjas también sean un instrumento de innovación.

Durante 2016 y 2017, Social Farming llevó adelante cuatro cursos de capacitación en agricultura social dirigidos a jóvenes, mujeres e inmigrantes con el propósito de formar profesionales especializados en la gestión de empresas agrícolas polifuncionales.

La capacitación también será el eje central de la nueva edición del proyecto de Social Farming, que incluirá cursos y seminarios orientados a desarrollar habilidades en el campo del cultivo, la recepción de turistas y el turismo rural, la gestión del agua, el etiquetado de productos frescos y procesados, la gestión de subproductos cítricos, la comunicación y el comercio electrónico. La iniciativa consta de cinco cursos y nueve seminarios gratuitos pensados para personas con dificultades para insertarse laboralmente, empresarios agrícolas y técnicos del sector.

Además, este año Social Farming se convirtió en sinónimo de innovación: la iniciativa se enriqueció con la convocatoria "Agrorà Innovation", para la identificación de nuevas ideas y proyectos destinados a fomentar las innovaciones de producto, proceso y comercialización dentro de la cadena de producción de cítricos.

La convocatoria de ideas es una pieza más dentro de la plataforma Agrorà, "La plaza para los trabajadores agrícolas", un lugar de encuentro virtual en el que se apuesta a generar sinergias. A través del sitio web, trabajadores y empresas que buscan empleados se encuentran, mientras que los propietarios de pequeñas empresas acceden a pautas útiles para comenzar y administrar sus negocios.

Agrorà Innovation se realiza en el contexto de Social Farming 2.0 con el apoyo de Confcooperative Sicilia, COF & P (Centro de Orientación, Formación y Empleo) de la Universidad de Catania y el Departamento de Ciencias Agrícolas, Alimentarias y Forestales de la Universidad de Palermo, como suscriptores y/o socios del Pacto de Desarrollo del Pacto de Sicilia.

La iniciativa forma parte de la colaboración iniciada en 2014 por The Coca-Cola Foundation, con el objetivo de mejorar una de las cadenas de suministro más importantes para el territorio siciliano y crear, a través de él, valor social.

Coca-Cola Italia adopta la visión del Distrito de Producción de Cítricos de Sicilia y el nuevo pacto de tres años firmado con el objetivo de mejorar la cadena de suministro de cítricos de calidad, promoviendo modelos de desarrollo sustentable desde un punto de vista ambiental y social.

La compañía siempre ha apoyado proyectos e iniciativas de desarrollo y sustentabilidad en las áreas en las que opera: "Estamos convencidos de que la inclusión social -dijo Cristina Broch, Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Coca-Cola Italia- también pasa por la creación de nuevas oportunidades para entrenamiento y trabajo. El apoyo a Social Farming 2.0 es también una oportunidad para reafirmar y renovar el vínculo de Coca-Cola con Italia: un vínculo muy especial, dado que Fanta nació aquí, con naranjas 100% italianas".