En el marco del mes del medio ambiente, se lanzó en Chile la iniciativa “Conecta, Recicla y Colabora”, que busca visibilizar a los actores de la cadena del reciclaje de PET, además de trabajar con recicladores de base, apoyar proyectos de recuperación en regiones y sensibilizar a 2.000 familias en la importancia de la segregación.

La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, encabezó el lanzamiento de “Conecta, Recicla y Colabora”, iniciativa mediante la que Fundación Coca-Cola, Fundación La Ciudad Posible y Latitud R se unieron a otros actores para identificar cómo funciona el ecosistema de reciclaje de botellas plásticas en el país y potenciarlo con recursos técnicos y económicos.

En un punto limpio de la Municipalidad de Estación Central se dio inicio a esta red colaborativa que está permitiendo visibilizar a más de 20 actores distintos que participan de la gestión de residuos, entre ellos los recicladores de base, municipios, gestores privados y valorizadores. La idea es relevar la labor que ellos hacen y entregarles herramientas para acelerar la recuperación de botellas plásticas. 

“Estamos lanzando una iniciativa inédita: un programa para potenciar el reciclaje de botellas plásticas a través de apoyo a recicladores de base con programas que permitan aumentar la recuperación de botellas plásticas de bebidas, jugos y agua; con apoyo a programas de regiones, en Iquique, Copiapó y Temuco; y sensibilizando en segregación domiciliaria a más de 2.000 familias”, explica Paola Calorio, Directora de Asuntos Públicos y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile.

La meta detrás de “Conecta, Recicla y Colabora” es pasar del 17% de plástico PET que hoy se recupera en Chile, a cifras similares a las de Alemania, donde se recicla el 90%. Para eso, ya se hizo un diagnóstico preliminar y se encontraron 34 organizaciones que mueven un total de 5.000 toneladas de PET que espera ser recolectado y transformado en nuevos productos.

“Uno de los objetivos es potenciar a la Asociación Nacional de Recicladores de Base (Anarch), ya que es fundamental que esté fortalecida y tenga un equipamiento para apoyar a todos sus miembros”, detalla Donatella Fuccaro, presidenta de La Ciudad Posible, fundación encargada de la ejecución del proyecto dedicado a mapear el ecosistema del PET.

La Compañía Coca-Cola tiene la iniciativa global de Un Mundo sin Residuos, por la que se compromete a recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030. Y este programa es un paso más en el trabajo colaborativo junto a actores locales de las comunidades para promover el reciclaje y aumentar las tasas de recuperación.

Fundación La Ciudad Posible identificó 5.000 toneladas de botellas plásticas que son recolectadas por 34 organizaciones

Más PET transparente

A lo largo de su recorrido por el punto limpio de Estación Central -que es administrado por la empresa gestora de residuos Rembre-  la Ministra de Medio Ambiente tomó de los contenedores una botella plástica de la nueva Sprite Clear, para ejemplificar la importancia del ecodiseño.

“Quiero felicitar a Coca-Cola que ha cambiado el envase de Sprite a uno transparente, dejando su símbolo verde en la etiqueta. El plástico transparente puede ser reciclado cuántas veces se requiera ya que no está limitado por un color; y para ser circulares y cero residuos, las transformaciones deben partir desde el diseño de los productos”, destacó Carolina Schmidt.

Representantes de Coca-Cola, Integrity, Rembre, Ministerio de Medio Ambiente, Municipalidad de Estación Central y La Ciudad Posible