El Pacto Chileno de los Plásticos está comprometido con los recicladores de base, por su rol clave en la cruzada de reducir la cantidad de plástico que va la basura. Por ese motivo, una campaña pone en valor el trabajo de recolectores y recolectoras en tiempos de pandemia.

¿Sabías que si se deja de reciclar durante un mes, se enviarían 50.000 toneladas más de basura a los vertederos? ¿Y que de esos residuos, un 40% aproximadamente correspondería a plástico? Así de grave es la advertencia que ratifica la importancia de seguir reciclando en casa en tiempos de pandemia.

A ese escenario hace frente la campaña “Recolectando Vida, Reciclaje en tiempos de Pandemia”, iniciativa de Circula el Plástico y los socios del Pacto Chileno de los Plásticos, que apuesta por incentivar el reciclaje seguro en tiempos de confinamiento, además de sensibilizar sobre la labor de los recicladores de base que son un eslabón clave dentro del ciclo de vida de los plásticos.

Circula el Plástico -que en mayo pasado lanzó su página web- es la bajada chilena del Pacto Chileno de los Plásticos, un acuerdo multisectorial donde participan varias empresas, entre ellas Coca-Cola Chile. La idea es acercar a la ciudadanía el camino hacia una economía circular de los plásticos.

La campaña no es la única forma en que el Pacto está entregando apoyo a los recolectores: también existen mesas conformadas por los socios y colaboradores de la iniciativa, que están trabajando para buscar maneras de potenciar el desarrollo de los recicladores en Chile y el uso de herramientas tecnológicas que les permitan ser más competitivos dentro de la cadena de reciclaje.

Aprender sobre el ciclo vital del plástico es un paso importante para valorar la tarea de los recicladores y colaborar desde casa. Desde allí busca aportar la web de Circula el Plástico.

Según cifras de la Asociación Nacional de Recicladores, son cerca de 60.000 las personas dedicadas en Chile a labores de reciclaje; y un 60% de ellas, mujeres. Su trabajo va desde la recolección domiciliaria e industrial, hasta la venta del material para ser valorizado. En contexto de pandemia las tasas de reciclaje han bajado abruptamente, lo que ha recortado los ingresos de muchos recicladores que ya trabajaban en condiciones informales y precarias.

Aprender en la web

La idea de los mensajes que la campaña “Recolectando Vida, Reciclaje en tiempos de Pandemia” difunde a través de las redes sociales, es también que la atención de los ciudadanos más inquietos se dirija hasta la recién estrenada página web de Circula el Plástico, plataforma que vio la luz durante el primer Summit del Pacto Chileno de los Plásticos en mayo, y donde se reafirmó el compromiso de todos los firmantes de la alianza.

Como el objetivo es incentivar el reciclaje puertas adentro, los creadores del sitio desarrollaron una sección que informa “todo sobre el plástico”, un área con mirada ciudadana que quiere cumplir una función educativa respondiendo a las principales preguntas sobre este material. Asimismo, se busca activar una herramienta interactiva, donde los propios usuarios envíen las dudas que tengan.

En circulaelplastico.cl los interesados acceden a una serie de contenidos multimedia vinculados con la importancia de repensar nuestra relación con los plásticos. Dentro de los datos que comparte la página web, se destaca, por ejemplo, que un 40% del plástico producido en el mundo corresponde a elementos de un solo uso o que 55% de los plásticos reciclados corresponden a PET, el material de las botellas de bebidas.