El Parque Metropolitano de los Cerros de Renca fue el epicentro de la reforestación más grande que se realizó en el país. La jornada #6D convocó a miles de voluntarios, que llenaron laderas y plantaron 15.000 especies nativas para hacer frente al cambio climático. Journey fue testigo del hito para Chile y el mundo.

El Cerro Renca fue protagonista de una jornada histórica para Chile. Hasta allí llegaron más de 5.000 personas de todas las edades que -pala y chuzo en mano- avanzaron por la ladera seca del cerro para convertir este punto de la capital en un pulmón verde. La actividad se produjo en el marco del #6D, que tiene como principal objetivo la reforestación y la lucha contra el cambio climático.

“Lo primero que hicimos para hacer esta actividad fue pedirle permiso a la machi del Cerro Renca para reforestar el lugar. Porque incorporamos a todos los líderes comunitarios de la comuna y hoy son ellos los que reciben a los ciudadanos de todo Santiago, que vienen a plantar 15 mil árboles nativos”, explicó a Journey Guillermo Scallan, Director de Operaciones de la Fundación Avina, ONG que junto a la Corporación Cultiva organizaron el evento.

La plantación se enfocó en recuperar un paño altamente degradado del cerro, que es vecino a sectores residenciales. Se llevaron especies vegetales del bosque esclerófilo, porque se trata de un ecosistema acondicionado genéticamente al clima de la zona central. Estos árboles tienen la capacidad de sobrevivir períodos largos de sequía, otorgando una serie de beneficios, como la infiltración de agua en la cuenca y el aumento de la biodiversidad de especies.

La histórica reforestación en Chile fue parte de #6DNow, toda una red de acción mundial por el clima que organizó eventos similares en todo el planeta. “Si bien el #6D es una iniciativa global, la campaña surge desde Chile, en el último rincón del mundo, y por eso es un hito tan significativo y con un gran componente social”, aseguró el Director Ejecutivo de la jornada, Jorge Tapia.

“No basta solamente con generar una conciencia teórica frente a la problemática ambiental, sino que tenemos que involucrar desde la acción a todas las personas en muchos ámbitos, por eso hoy están participando estudiantes de escuelas, universitarios, dueñas de casas, adultos mayores y personas de todos los grupos de nuestra sociedad”, destaca Enrique Gellona, Director de la Corporación Cultiva.

Esta jornada tiene dos grandes etapas: una que ya se completó, tras la plantación de 15.000 árboles durante el #6D; y otra que se concretará en el invierno de 2020, cuando se planea plantar la misma cantidad de especies nativas, también de forma comunitaria.

“Renca es una de las comunas que tiene la menor cantidad de áreas verdes por habitante y para nosotros -que somos vecinos de esta comunidad- es muy relevante ayudar a que haya más acceso”, comentó Francisca Pefaur, Gerenta de Sustentabilidad y Proyectos de Coca-Cola Andina, quien llegó al evento acompañando a todo un equipo de voluntarios listos para plantar decenas de árboles.