Esa es sólo una de las respuestas que Coca-Cola y la Universidad de Cranfield esperan encontrar a medida que trabajan juntos un proyecto de investigación de seis meses.

Esta asociación que comenzó en 2015, ya dio como resultados un documento, titulado Sustainable Manufacturing for the Future, que examina el presente y el futuro de la fabricación sustentable en el mundo de alimentos y bebidas e investiga desafíos y oportunidades frente a cambios rápidos y fundamentales.

El documento identifica seis temas clave: Gente, Big Data, Tecnología, Colaboración, Valor y Resiliencia, además de otros temas, como seguridad de los recursos, economía circular, tecnologías sostenibles, gestión de residuos y cómo será una fábrica sostenible en 2050. Sus conclusiones centrales en cada uno de estos temas fueron:

-Las personas son fundamentales para realizar cambios y deben participar, estar entrenados, ser flexibles y estar capacitados.

-El Big Data tendrá un papel cada vez más importante en las organizaciones y la sociedad en general.

-La tecnología puede no ser la única solución para crear un futuro sostenible.

-La colaboración se desarrollará en una relación más simbiótica entre una empresa y su cadena de suministro.

-El valor tendrá un impacto fundamental sobre qué recursos se utilizan.

-La capacidad de adaptación, de adaptarse al cambio y hacer esto a la velocidad necesaria será clave para la toma de decisiones en el futuro, ya que las empresas buscan mantener un suministro de materias primas de calidad y éticas.

"Cuando se trata de abordar los problemas fundamentales que afectan la sustentabilidad en la industria manufacturera, la colaboración es clave, por eso estamos entusiasmados de haber emprendido esta asociación de investigación con Cranfield University y continuar involucrando a nuestros colegas de la industria", dijo Steve Adams, Director del Grupo de Supply Chain Operations, en Coca-Cola Enterprises Gran Bretaña, quien agregó que este informe es el primera paso para desbloquear el futuro de la fabricación sustentable y, desde ahí explorar los temas con mayor profundidad para identificar las ideas e innovaciones más importantes que ayudarán a progresar y mejorar la industria.

Al respecto, Mark Jolly, Profesor de dicha Universidad agregó: "Esperamos que la visión y experiencia intersectorial de Cranfield, así como su extensa red de contactos, sean invaluables para Coca-Cola en su visión de menor consumo de energía, menor uso de materiales y la menor huella de CO2 en sus plantas de fabricación”.