Comenzó un nuevo año, un caluroso 2018 que Coca-Cola Chile quiere refrescar con la amplia variedad de productos de su portfolio. Y como para la Compañía satisfacer a sus consumidores es un desafío diario, este año comienza con la presentación de un nuevo formato de envase: sleek can, también conocida como la “mini lata” de 220 ml.

“La idea de este nuevo formato es tener una conexión más cercana con el consumidor, ese que busca opciones nuevas, más modernas y porciones más justas”, dice Jorge Rodríguez, Single Serve Development Manager de la Compañía en Chile, quien explica que “hablar de ‘mini’ es algo mío, lo propio, lo que yo quiero tener para mí consumo, mí momento”.

Según Rodríguez, hoy existen 1,7 millones de hogares en Chile conformados por familias de entre una y tres personas. “Para esa pareja, probablemente con un solo hijo, la botella de bebida grande puede ser demasiado. Además, el 35% del consumo se da en situaciones de ocio en la casa, en que quiero tomarme una Coca-Cola mientras veo televisión, pero no quiero abrir una botella. Esta es la porción perfecta para ese minuto”.

La sleek can se podrá encontrar no solo en Coca-Cola Original, Light y Sin Azúcar. Fanta, Fanta Zero, Sprite, Sprite Zero y Nordic Zero son también parte de este nuevo formato, más cómodo y personal. “Imagina el mismo hogar que tiene un pack de cada una de las marcas, es decir, tiene tres distintas ocasiones para beberlas: una para él en su momento de ocio, otra para el hijo adolescente y por último -la Nordic Zero- para la noche, ya que puede ser mezclada con otro tipo de bebidas”, explica.

Por primera vez en la Compañía, las mini latas de Coca-Cola Original y Sin Azúcar se vendieron exclusivamente a través de micoca-cola.cl antes de salir al mercado. De esta manera, se invitó a los consumidores y seguidores más fieles a ser los primeros en tener y probar el nuevo formato.

El mercado marca pautas según lo que los consumidores van exigiendo. Pero hay una tendencia que ha reunido a distintas empresas a llevar sus productos a un mismo formato: el empaque pequeño. Así, vemos que existen paquetes de solo dos galletas, cápsulas de café instantáneo, sopas para uno, entre otras opciones, todo apuntando a consumir algo más personal.

“Esta mini lata reúne todo lo que trabajamos durante 2017: hablamos de reducción de azúcar, la opciones bajo o sin calorías, porción justa para este verano… todo se reúne en la sleek can”, concluye Rodríguez.