El 8 de mayo se conmemora un nuevo aniversario de la Compañía. Este 2021 se celebran 135 años en el mundo y 78 años en Chile. Años que han sido testigos de algo mucho más poderoso que una valiosa marca y un producto preferido por millones, sino de un impacto mundial desde lo histórico, económico, social sustentable e innovador.

El 8 de mayo de 1886 en Atlanta, Georgia, el doctor John S. Pemberton quería encontrar una fórmula que curara problemas de digestión y que además aportara energía. Fue así fue como mezcló por accidente su jarabe medicinal con agua carbonatada. Caminó con una jarra de su nuevo producto hacia  Jacobs' Pharmacy donde fue probado por la gente, que se fascinó con su novedoso sabor.

Pemberton se dio cuenta de que su creación podía convertirse en un gran éxito. Al poco tiempo se asoció con su contador Frank Robinson, quien le dio el nombre a la marca, creyendo que las dos C se verían bien en la publicidad. El sugirió el nombre y lo escribió con su caligrafía única.

El lugar donde nació Coca-Cola en Atlanta

El primer anuncio apareció en The Atlanta Journal, donde se invitaba a la gente a probar “la nueva y popular bebida de fuente de soda”. En esos tiempos las ventas promedio del refresco sumaban nueve porciones al día.

Trece años después de su creación, se firmaron los acuerdos para embotellar Coca-Cola en todo Estados Unidos. Fue el nacimiento del modelo de negocio mundial de la empresa: Coca-Cola abastecía el concentrado mientras los embotelladores autorizados elaboraban la bebida, la distribuían y la comercializaban.

La primera concesión para embotellar fue adjudicada a dos abogados de Tennessee, lo que marcó el inicio de la distribución a gran escala, porque pocos años después ya había más de 400 plantas embotelladoras de Coca-Cola en Estados Unidos, Panamá y Canadá. En 1915, se realizó un concurso para tener un único modelo de botella, que sería común entre los embotelladores existentes y los que vendrían. El diseño ganador fue el de Alexander Samuelson, con la “botella Contour”, que hasta el día de hoy es uno de los iconos más reconocidos en todo el mundo.

Casi tres décadas después, en 1943, las primeras botellas Contour iniciaban su recorrido por Santiago hacia los almacenes de barrio. Llevaban en su interior el sabor de la fórmula secreta creada por Pemberton en Atlanta. Desde entonces, hace ya 78 años, Coca-Cola forma parte de la vida de los chilenos.

El Sistema Coca-Cola en Chile está compuesto por la Compañía y sus socios embotelladores, Coca-Cola Andina que comenzó sus operaciones en 1946 y Coca-Cola Embonor, presente desde 1962. Su misión es llegar diariamente a millones de personas en todos los rincones del país, elaborando, comercializando y distribuyendo su amplio portafolio de productos a través de una planta de concentrado, 13 de embotellado a lo largo del país, 38 centros de distribución y más de 1.100 vehículos de distribución.

Hoy, con una inversión anual de US$ 98 millones, el aporte económico anual del grupo en el país es de US$1.400 millones, lo que equivale a casi el 1% del PIB nacional. Asimismo, a través de toda la cadena de valor, genera 40 mil empleos directos e indirectos. El 91% de los proveedores del sistema son locales  y tiene 125 mil clientes en todo Chile, el noventa por ciento de ellos, almacenes y negocios de barrio.

Desde la innovación, el cuidado del medio ambiente o la vinculación con nuestro país, Coca-Cola crece cada día en reconocimiento y valor. La producción fue evolucionando en innovando rápidamente. En 1970, se estrenó la primera botella retornable de vidrio; una década después, llegó al país el primer envase plástico de tamaño familiar; y en 1990 se lanzó la botella de plástico retornable, que hoy representan un gran porcentaje de las ventas de las bebidas en un empaque sustentable y 100% circular.

La innovación es un sello también en lo que se refiere a la amplitud y diversificación de su oferta de productos. Adelantándose a las tendencias, la Compañía sorprendió con el lanzamiento de la primera gaseosa sin calorías en nuestro país, en la década de los ’80: TAB. Ese fue el inicio de la producción de bebidas con cero o bajas calorías, que comenzaron a producirse bajo la marca Coca-Cola Diet, hoy Coca-Cola Light. A inicios de la década de 2000, Coca-Cola fue aún más allá: en 2006 lanzó Coca-Cola Zero, en 2013, la versión Life y en 2019 Coca-Cola sin Azúcar. Estos y otros lanzamientos se traducen en un portafolio con más de 80 productos y el 98% de ellos bajos o sin azúcar y, por lo mismo, libre de sellos.

La visión de Pemberton y la preferencia de los consumidores convirtieron a Coca-Cola en mucho más que una bebida icónica: hoy es una Compañía Integral de Bebidas con presencia en 200 países y un portafolio de más de 500 marcas. ¡Sigamos construyendo juntos!