Un estudio de McCann WorldGroup reveló que un 81% de las personas en el mundo cree que las marcas globales tienen el poder de mejorar su entorno. Un webinar organizado por Acción Empresas propuso abordar este tema y cómo las compañías comunican su propósitog.

A lo largo de sus 135 años de historia, Coca-Cola supo ganarse un lugar en cada uno de los mercados en los que opera.  La Compañía siempre ha estado cerca de la personas, pendiente de las urgencias y necesidades de la comunidad para movilizarse cuando la coyuntura lo exige.

Los últimos meses han sido especialmente desafiantes, y Coca-Cola ha reforzado su propósito: “Algo maravilloso que tiene esta Compañía -que está en más de 120 países- es que escucha lo que el ciudadano hoy necesita, para ser coherentes con nuestra misión de refrescar al mundo, generando una diferencia positiva en las comunidades donde estamos”, reflexiona Paola Calorio, directora de Comunicaciones, Asuntos Públicos y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile, Bolivia y Paraguay.

En “Conversaciones Movilizadoras 2021” el webinar organizado por Acción Empresas, Paola subrayó la importancia de reforzar el trabajo colaborativo para afrontar los desafíos actuales de la Compañía: “Para el desarrollo del negocio, la asociatividad es clave, co-construir con todos los actores de la cadena -ONGs, ciudadanos, gobiernos, empresas privadas-, de lo contrario se vuelve inviable el sentido de propósito de promover un mejor futuro compartido”.

Almacenes, retornabilidad y reciclaje

Coca-Cola Chile trabaja a diario para cumplir con su compromiso con las personas. Para lograrlo, ha estrechado lazos con el sector público y el privado, trabajando con la comunidad completa -almaceneros, recicladores, ONGs, gobierno y otras empresas- para sacar adelante proyectos diversos que benefician al entorno. Basta nombrar algunos de los más recientes: la alianza con “Comida Para Todos” o con Banco Estado para el programa Prospera; el apoyo a la Academia Climáticas x Tremendas o el trabajo con La Ciudad Posible para el proyecto Recicla Sumando Inclusión.

Y en el caso del compromiso global por Un Mundo sin Residuos, por ejemplo, la meta es recolectar el 100% de las botellas que se ponen en el mercado de aquí al 2030. “Si decimos que somos una Compañía que promueve la sustentabilidad, debemos mostrar elementos concretos, programas, actores sociales con los que trabajar en conjunto; es nuestra responsabilidad cumplir con lo que nos comprometimos y dar cuenta de eso”, detalló Paola.

En materia de retornabilidad, por ejemplo, se seguirá empujando este empaque, que representa cerca del 50% de las ventas de la Compañía. Y para eso ya se ha comenzado a sembrar botellas entre los consumidores y se han hecho convenios con tiendas de conveniencia de Petrobras y Oxxo para ofrecer el formato.

Los 120.000 almaceneros que trabajan con el Sistema Coca-Cola en Chile, de Arica a Punta Arenas, son más que simples clientes de la Compañía: son considerados socios, partners. La pandemia puso a prueba a los dueños de negocios de barrio -de los cuales un 70% son mujeres- empujándolos a tomar medidas para diversificar sus canales de venta y seguir atendiendo a sus vecinos. Y en ese proceso también ha estado Coca-Cola junto a ellos.

“Por eso hicimos una serie de capacitaciones on-line para ayudar a los almaceneros con el delivery, la digitalización y, en general, con temas para los que no estaban preparados; y no lo hacemos porque seamos fantásticos, sino porque trabajamos de la mano con ellos y nos escuchamos como partners”, concluyó Paola.

Si quieres recibir más información como esta, regístrate aquí.