Cada punto de aumento de la participación laboral femenina gatilla un alza de medio punto en el PIB. Por eso las políticas de inclusión de mujeres en la economía de los países son medidas de impacto concreto y no meros gestos socio-culturales. Así lo entiende desde hace años Coca-Cola, que acaba de suscribir la Iniciativa de Paridad de Género Chile, impulsada por el BID y el Foro Económico Mundial.

El Segundo Reporte de Indicadores de Género en las Empresas en Chile realizado en 2020 revela cifras poco alentadoras de participación de mujeres en cargos de responsabilidad: apenas el 20% de las gerencias y el 10% de los directorios empresariales están ocupados por mujeres. Pero en Coca-Cola Chile la realidad es otra: un 63% de las posiciones de liderazgo en la Compañía son ocupadas por mujeres.

Para contribuir en contagiar al resto de las empresas sobre la importancia de la participación femenina, Coca-Cola Chile decidió suscribir un importante compromiso. La Gerenta de la Compañía, Roberta Valenca, llegó hasta las dependencias del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género para firmar la Iniciativa Paridad de Género Chile, una plataforma público-privada que impulsa el Foro Económico Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que busca integrar más mujeres a la economía de los países.

“Acabamos de firmar la incorporación de Coca-Cola al IPG, comunidad donde acompañamos a las empresas para que tomen una serie de acciones que permitan generar un mejor clima de conciliación laboral, familiar y personal, tanto para las trabajadoras como los trabajadores, así se forma una comunidad donde se comparten las buenas prácticas de las más de 100 empresas que son parte”, destacó la Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett.

Roberta Valenca, en tanto, explicó que la idea de sumarse a este staff de empresas alineadas con la diversidad se enmarca en el compromiso de la Compañía “de activar la economía, potenciando a las mujeres, porque el talento no tiene género; entonces hay que poner a las mujeres en las posiciones que se merecen. Como Coca-Cola llegamos a más de 120 mil clientes en el país y 70% de los almacenes son liderados por mujeres, por tanto las mujeres tienen un papel muy relevante en nuestro negocio”.

En el gabinete ministerial se firmó la Iniciativa de Paridad de Género, que existe en varios países, incluido Chile.

Creatividad, colaboración y participación

En Coca-Cola existe la convicción de que un equipo diverso es mucho más rico en términos humanos. La mitad de los trabajadores de la Compañía a nivel global son mujeres y los números son especialmente alentadores en América Latina del Sur, donde 5 de cada 10 líderes de primera línea son mujeres y una de cada dos promociones a puestos gerenciales también.

“En Chile tenemos un equipo súper diverso, 63% de las posiciones de liderazgo son mujeres y los resultados hablan por sí solos: somos el país que más crece en Latinoamérica y somos el país donde el canal de los almacenes más crece en la región. Tenemos amor de marca, estamos generando valor a toda nuestra cadena, porque cuando hay mujeres, diversidad y divergencia de pensamiento, hay más creatividad, colaboración y participación”, destaca Roberta.

Todo ello da cuenta de que, para la Compañía, la diversidad y la inclusión son factores clave al momento de entregar resultados extraordinarios. “Coca-Cola al firmar el IPG está ratificando un compromiso que ya tiene dentro de su cultura organizacional, pero además está siendo un aporte para nuestro país, ya que al ser parte de esta comunidad, podrá compartir sus buenas prácticas con otras empresas que a lo mejor están en una fase más inicial en materia de equidad”, finaliza la Ministra Zalaquett.

La Ministra Zalaquett destacó el rol que Roberta Valenca ha desarrollado por empujar la equidad de género en Coca-Cola.

Si quieres recibir más información como esta, regístrate aquí.