En la reciente reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, la ejecutiva de Coca-Cola Bea Pérez tomó asiento junto Sheikh Hasina,  Primera Ministra de Bangladesh.

¿El tema? No hablaron de bebidas sino sobre mujeres empresarias. En otras reuniones realizadas en paralelo, los numerosos representantes de Coca-Cola en el evento de las Naciones Unidas hablaron sobre el reciclaje, la reducción de los desechos plásticos y la seguridad del agua.

Si bien la Asamblea General de la ONU genera muchos titulares, el evento es mucho más que discursos de los líderes mundiales: es el encuentro más grande para personalidades de que integran un amplio abanico de empresas y organizaciones.

Coca-Cola envió un contingente a Nueva York para hablar con líderes de los sectores público, privado y de la sociedad civil sobre los objetivos de la Compañía en cuanto al empoderamiento de las mujeres, la administración del agua y su iniciativa Un Mundo sin Residuos. Estos son algunos de los compromisos a largo plazo de la Compañía para con el crecimiento social y económico en los más de 200 países y territorios donde opera Coca-Cola.

Nueva asociación

Por ejemplo, Coca-Cola es parte de la recientemente creada Asociación de Acción Plástica Global (GPAP, por sus siglas en inglés), que apunta a abordar los problemas de los desechos plásticos. La asociación, que también incluye a Dow, la Fundación PepsiCo y los gobiernos de Canadá y el Reino Unido, se lanzó durante la sesión “Tomando medidas contra la contaminación plástica” en la Cumbre de la Iniciativa de Desarrollo Sustentable del Foro Económico Mundial en Nueva York.

"Para ver los resultados, debemos trabajar juntos la industria, las ONG y los socios gubernamentales", dijo Bea Pérez, Vicepresidente y Directora de Comunicaciones, Asuntos Públicos, Sustentabilidad y Marketing de Coca-Cola. “Ninguna persona o compañía puede lograr esta hazaña sola. Es por eso que las asociaciones como el GPAP son tan importantes. Será una colaboración entre el gobierno, las empresas y las comunidades para rediseñar las economías circulares, proteger nuestros océanos y hacer de Un mundo sin Residuos una posibilidad para nuestro futuro".

Reuniones clave

Pérez compartió datos sobre el impacto económico y social del sistema Coca-Cola, especialmente para las mujeres en Bangladesh, en una mesa redonda organizada en honor de la Primera Ministra de ese país por la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Coca-Cola apoyó el establecimiento de 40 Centros de Negocios para Mujeres (WBC, por sus siglas en inglés) en todo Bangladesh y ha empoderado a más de 40 mil mujeres allí. Las instalaciones de WBC, dirigidas por mujeres, abordan las barreras comunes que enfrentan las empresarias en las zonas rurales de Bangladesh.

Pérez anunció apoyo adicional a los CMB, con planes de llegar a 60.000 mujeres más para 2020 en apoyo del programa 5by20 de la Compañía.

Administración del agua

Por otro lado, en una sesión del 2030 Water Resources Group (WRG), de la que Coca-Cola es miembro fundador, Pérez y Shamima Ahkter, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Bangladesh hablaron sobre la importancia de la colaboración para mejorar la seguridad del agua.

Ahkter afirmó que la gestión de los recursos hídricos en esa nación es vital, debido a las variaciones estacionales y la creciente brecha entre la oferta y la demanda en los sectores agrícola, industrial, doméstico y otros. El equipo de Coca-Cola en Bangladesh ha implementado programas para mejorar la productividad agrícola y promulgar métodos de gobierno más efectivos.