A fin de año se cumplirá el objetivo de 5by20, la iniciativa de Coca-Cola para alzanzar a 5 millones de mujeres en el mundo a través de distintas instancias de capacitación, estudio y acompañamiento. En Chile, el programa Almacenes de Chile capacitó durante cuatro años a 15.600 almaceneras.

La fuerza de mujer es imbatible. Contra cualquier tipo de desafío o adversidad, ellas siempre sacan la energía necesaria para salir adelante. Por eso Coca-Cola decidió asumir el compromiso mundial de acompañarlas para que apuesten por cosas aun más grandes. Para eso creó la iniciativa global 5by20 que busca ofrecer herramientas de desarrollo a 5 millones de mujeres, con meta este 2020.

5by20 se materializó en cada país a través de programas de capacitación en negocios, becas de estudio o asistencia a través de la Fundación Coca-Cola. En Chile, la Compañía decidió trabajar con dueñas de almacenes de barrio a través del programa Almacenes de Chile que, en conjunto con el Ministerio de Economía, logró capacitar a 15.600 mujeres de distintos rincones del país.

“Una mujer que quiere surgir es una familia que crece y una economía local que prospera. Es por eso que, en Coca-Cola, nos desafiamos al compromiso de empoderar a 5 millones de mujeres en el mundo para 2020”, explica Paola Calorio, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile, empresa que trabaja con 122.000 socios almaceneros y almaceneras en el país.

Los pequeños comercios de barrio son un aliado estratégico para Coca-Cola y representan, en su mayoría, el principal ingreso de sus familias dueñas. Ahí, muchas veces la mujer es el principal motor de trabajo, la mayoría de ellas jefas de hogar quienes, además, forman parte de la extensa cadena de valor de la Compañía, que emplea a cerca de 40.000 personas de manera directa e indirecta.

“Estamos muy orgullosos de lo que significó 5by20 para la Compañía, no sólo porque superamos con creces este año la meta con los distintos programas de cada país, y en el caso de Chile pudimos capacitar a 15.600 almaceneras a través de Almacenes de Chile, sino porque en el camino pudimos reafirmar el inmenso valor que las mujeres entregan en el trabajo, de cómo no sólo desempeñan su labor de forma eficiente, sino que lo hacen colaborativa, diversa e inclusivamente. Y una tremenda riqueza adicional, es que pudimos conocer a grandes mujeres, jefas de hogar y emprendedoras que, finalmente, hicieron que fuéramos nosotros los más beneficiados de este recorrido”, sostiene Paola.

Almaceneras agradecidas

Marta Zapata, dueña de un negocio de barrio en Ñuñoa, agradece el respaldo que le ha brindado la compañía: “he sentido siempre un gran apoyo de Coca-Cola, que también lo he visto hacia muchas otras mujeres almaceneras”. 

“La capacitación me enseñó que había que atraer nuevos clientes, aumentar las ventas, bajar los costos y proyectar nuestro negocio, es decir, no quedarnos ahí. Además, había un premio para hacer arreglos en el local, que fueron asesorados por una persona que nos apoyaba”, explica Marta, quien pudo construir un techo más firme para su almacén.

Johana Velásquez, dueña de un bazar en Macul, también participó en las capacitaciones de Almacenes de Chile: “vi una publicidad que era para las pymes, pinché y comencé a recibir información; después me llamaron por teléfono y me dijeron que podían incluirme”. Durante un mes, recibió una serie de herramientas para mejorar el desempeño de su bazar, donde aprendió a administrar el dinero de forma eficiente, manejando mejor la caja chica.

“Las mujeres somos luchadoras: podemos estar en la casa cocinando o lavando y, a la vez, atendiendo el negocio”, enfatiza la emprendedora que sueña con que su negocio crezca.

Y así como Johana y Marta, son miles las mujeres dueñas de almacén en Chile que seguirán siendo apoyadas por Coca-Cola, en el marco de la meta global 5by20 de la compañía.