La clasificación del equipo femenino de fútbol al Mundial de Francia 2019 posicionó rápidamente en el panteón de los héroes nacionales a una selección desacostumbrada a figurar en las primeras planas deportivas.

La campaña de la Copa América fue impecable: 22 chilenas que, como siempre fueron apoyadas por Coca-Cola, dejaron todo en la cancha y le devolvieron al país la esperanza de soñar con triunfos en el fútbol, tras el mal gusto que todavía se saborea por la desclasificación del cuadro masculino para Rusia 2018. Al aterrizar en Santiago después la hazaña, el reconocimiento que durante años les fue mezquino, se desbordaba en ovación y sonrisas. Decenas de compatriotas en el aeropuerto se tomaron selfies con las jugadoras, aunque apenas sabían sus nombres, y en minutos el clásico bus rojo de la selección las trasladó hasta el Palacio de la Moneda, donde otra parte de la fanaticada tomaba palco con banderas para improvisar un emotivo homenaje callejero en la Plaza de la Constitución.

El Presidente Sebastián Piñera aplaudió su “compromiso, garra y orgullo de vestir la camiseta roja, algo que le haría falta a otras selecciones nacionales”, en una ceremonia oficial donde las ministras del Deporte, Pauline Kantor, y de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Pla, les agradecieron la hazaña deportiva. “Fue complicado, pero nosotras hoy cumplimos un sueño”, comentó orgullosa la capitana Christiane Endler, en su discurso en la sede del gobierno.

Jugadoras con currículum

Del total del equipo, al menos una decena milita hoy en importantes clubes del extranjero, entre ellas la portera Endler, que el año pasado fue premiada como la mejor arquera de España y su prestigio se catapultó con la transferencia desde el Valencia al Paris Saint-Germain de Francia, el primer fichaje pagado en la historia de la liga española femenina. La delantera María José Rojas, por su parte, es titular del Orca Kamogawa, un club de la Primera División japonesa, pero pasó antes por el Adelaide University Soccer Club de Australia, además de otros clubes de Lituania y Estados Unidos. Y la defensa Carla Guerrero firmó este 2018 por Independiente Santa Fe de Colombia, tras exitosos años como jugadora en Everton y Colo-Colo.

El mérito es doble para gran parte de estas chilenas que, además de ser hábiles en el balompié, son mujeres con estudios universitarios. La lateral izquierda Fernanda Pinilla, por ejemplo, es Licenciada en Física, mientras que Camila Sáez estudió Administración de Empresas y Natalia Campos, Enfermería.

La previa a Francia 2019

El siguiente desafío para el cuadro del técnico José Letelier será foguearse en cuatro partidos amistosos con dos de las mejores selecciones femeninas del mundo: Estados Unidos y Australia, en septiembre y noviembre respectivamente.

Esos próximos partidos serán, además de una lustrosa vitrina para las jugadoras, una perfecta instancia de preparación con miras a Francia 2019, considerando la jerarquía de Estados Unidos como el campeón del mundo, y de Australia, con su sexta posición en el Ranking FIFA.

En esta galería fotográfica, disfruta de los momentos más importantes de esta histórica clasificación: