La contabilidad es una herramienta indispensable para cualquier negocio. Conversamos con el contador e ingeniero Julio Flores, asesor integral de emprendedores y uno de los profesores de la Academia Emprende Banco Estado, que dicta clases a los almaceneros que se capacitan gracias al Programa Prospera.

Desde su cowork en Providencia, el ingeniero y fundador del Grupo JK, Julio Flores, enciende la cámara de su computador y a las 10:30 en punto inicia una transmisión por Facebook Live. “Muy bienvenidos todos los emprendedores que se están conectando este viernes tempranito en la mañana: hoy vamos a tener una charla gracias a la Academia Emprende Banco Estado y a nuestros amigos de Coca-Cola”, anuncia en vivo, mientras por chat le llegan saludos de todo Chile.

Así se inicia un nuevo taller abierto para almaceneros, que se ofrece como parte de las actividades públicas del Programa Prospera, iniciativa que creó el Sistema Coca-Cola en Chile para acompañar, asesorar y capacitar a los dueños de negocio. El taller que Julio dictó ese viernes se enfocó en entregar a los almaceneros herramientas concretas para mejorar el delivery, un servicio de venta que se ha hecho indispensable para negocios y clientes en tiempos de cuarentena.

“Soy alguien que entrega herramientas para que los emprendedores puedan dar un paso y transformarse en empresarios. Mi rol en las clases de Prospera es capacitar a los almaceneros para que puedan mejorar su negocio cada día; así ellos aprenden, por ejemplo, a ordenar el flujo de caja, a implementar la boleta electrónica y a hacer delivery, entre varios otros temas”, explica el también fundador del Club de los Emprendedores.

Julio advierte que las principales dudas de los almaceneros tienen que ver con la tecnología y digitalización de sus negocios; es decir, les cuesta acceder a ella y muchas veces incluso les da miedo. Pero, aunque no sea fácil adoptar nuevas tecnologías, el profesor de Prospera es enfático en que deben desafiarse a sí mismos, porque “la clave de emprender es ser porfiado, insistente y estar siempre capacitándose, aprendiendo para mejorar cada día”.

La importancia de los números

Antes de ser ingeniero comercial, Julio se tituló de contador auditor, así que sabe al revés y al derecho la importancia de llevar bien las cuentas cuando se trata de negocios. Además de enseñar, desde el Grupo JK -un conglomerado de empresas que encabeza- presta asesorías integrales a emprendedores en temas contables, financieros, de publicidad y diseño, entre varias otras áreas.

“Las nociones de contabilidad son importantes en un negocio porque sin números es imposible tomar decisiones. Un almacenero siempre tiene que tomar decisiones de inversión: si se va a comprar una máquina o si se amplía, pero siempre con números y nunca por olfato”, advierte el profesor de la Academia Emprende de Banco Estado, que está capacitando a los primeros 50 comerciantes asesorados por el programa Prospera.

A juicio del experto, la contabilidad es indispensable para que un emprendedor se equivoque menos, porque las decisiones se tomarán con respaldo, evitando que el negocio se quede sin plata para pagar una cuenta o caiga en un endeudamiento excesivo. “El miedo a la contabilidad se supera atreviéndose, al principio cuesta y seguro no van a entender nada, pero de a poco irán perdiéndole el miedo”, finaliza Julio.

¿Quieres saber más de estos temas? Haz click aquí