La cadena de suministro de alimentos y bebidas es larga: desde quienes extraen materias primas, hasta los que venden, pasando por los que preparan, envasan y transportan. Quienes operan en cada eslabón, no han parado a pesar de la cuarentena y las medidas de aislamiento, porque entienden la importancia de abastecer la mesa de los chilenos. Por eso, merecen nuestras #InfinitasGracias.

Mientras muchos estamos en casa, algunos siguen trabajando. Con esa frase abre la pieza audiovisual que rinde homenaje a hombres y mujeres que trabajan para mantener el abastecimiento alimenticio del país, en el actual contexto de pandemia.

A través de una campaña, la Asociación de Alimentos y Bebidas -AB Chile- busca destacar a quienes conforman los distintos eslabones de la cadena de suministro, como los trabajadores y trabajadoras de la agricultura y la industria; de supermercados y almacenes; y quienes reparten en camiones.

En el video, familiares de los trabajadores -sus padres, hijos y esposas- los llaman por teléfono para agradecer su entrega y sacrificio. “Quise enviarte este mensaje porque anoche me quedé pensado en lo que estás haciendo. No sé cuántos sabrán lo importante que es tu pega y la de tus compañeros en estos días en que Chile la está viendo tan difícil”, le dice emocionada una joven a su padre, un trabajador agrícola.

“Se había convertido en un fenómeno mundial juntarnos a aplaudir al personal de la salud, pero sentíamos que no había existido el mismo espacio para agradecer a las personas que hacen posible, día a día, que los chilenos tengamos en nuestras mesas los alimentos y bebidas que el país produce”, explica Paola Calorio, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola Chile.

La campaña no usó actores ni modelos, solo personas reales. Cada uno de los protagonistas del video son profesionales, operarios de fábricas, choferes y vendedores de verdad, al igual que las video-llamadas de agradecimiento de sus familiares, que fueron grabadas con sus propios celulares. Dos de los casos, pertenecen a la Planta de Renca de Coca-Cola Andina.

Así se logró una pieza genuina en los relatos, donde la mayoría de los trabajadores y trabajadoras retratados se emociona al recibir el apoyo de su familia, como el operario industrial que recibe el aliento de su mujer: “Tú haces que Chile siga andando, entendí que no vas a parar y que gracias a que tú sigues trabajando, nosotros podemos quedarnos en casa”.

Los almacenes minoristas, que abundan en todos los rincones del país, han sido fundamentales para mantener la provisión de mercadería en las casas de los chilenos, porque evitan grandes desplazamientos en zonas con cuarentena y ofrecen los productos básicos para desayunos, almuerzos, cenas y onces en familia.

Por lo mismo, la pieza audiovisual de AB Chile termina con imágenes de un negocio de barrio y el testimonio de una mujer que alienta a su marido almacenero, diciéndole que “en un tiempo más, nos vamos a juntar con los vecinos, nos vamos a dar un gran abrazo colectivo. Y el coronavirus va a pasar a la historia”.