El Covid-19 ha impuesto nuevos ritmos para todos, pero también dejó al descubierto la persistencia de la brecha de género y digital. En este marco, el trabajo de organizaciones como Infocap redobla su importancia a la hora de ofrecer capacitaciones virtuales en diferentes áreas que mejoran las posibilidades de acceso al mercado laboral. Conversamos con Javier Rojas, Gerente General de esta entidad y embajador de Hay Mujeres.

 

El avance de la tecnología trajo consigo nuevos procesos en el mercado laboral, lo que impactó en la generación de puestos de trabajo que requieren nuevas habilidades y una permanente actualización. Por eso, las habilidades y destrezas digitales con las que cuentan las personas influyen directamente en sus posibilidades a la hora de buscar opciones en el mercado de trabajo.

Aprender y desarrollar esas destrezas implica tener acceso a los medios necesarios. Y la pandemia ha dejado en evidencia la profunda brecha digital que existe en Chile, lo que afecta de manera directa la forma en que hombres y mujeres se enfrentan y desenvuelven en el mercado laboral.

“Ha quedado violentamente en evidencia lo que esta brecha puede provocar. Tener competencias digitales en tu trabajo también se conforma en tu capacidad como persona de adaptarte a una nueva manera de cómo funcionan las cosas”, explica Javier Rojas, Gerente General del Instituto de Formación y Capacitación Popular (Infocap), una organización que lleva 35 años trabajando por generar espacios educativos integrales.

Durante la pandemia, Infocap también se encontró ante el desafío de digitalizar todos sus procesos para poder llegar a sus estudiantes, sin comprometer su misión de ayudar a las personas a transformarse y a alcanzar todo su potencial, sobre todo a aquellos más vulnerables desde el punto de vista socioeconómico. En este contexto, explica Javier, se evidenció un especial interés por parte de las mujeres en querer capacitarse, ya sea a través del celular o de un computador.

En Infocap las mujeres pueden acceder a carreras en rubros tan diversos como construcción, corte y confección, soldaduras, entre otros. 

Aunque tanto hombres como mujeres siempre se han mostrado interesados en las capacitaciones que ofrece Infocap, Javier explica que sí existe “una marcada tendencia en rubros donde el rol protagónico lo ha mantenido el hombre, por ejemplo, la construcción. Pero incluso acá vemos con alegría cómo hemos sido un motor para que muchas mujeres vayan entrando en ese rubro y abriéndose camino, para cambiar ese fenómeno”.

Para ello, Infocap apuesta por la innovación. Prueba de esto es el proyecto de un curso de instaladores de paneles solares que será 100% para mujeres, buscando partir desde el principio a capacitar a mujeres intencionadamente, para que tengan un rol protagónico y así revertir las diferencias.

“Con estas capacitaciones sin duda se continuará con la senda de que el 10% de nuestros egresados adquiere independencia económica. Eso es súper importante, porque responde en casi su totalidad a mujeres. Si bien el número puede no ser muy alto, es súper significativo, porque estamos hablando de mujeres que en sus hogares sufren bastante bullying por querer capacitarse. Entonces así se les abre un nuevo horizonte y eso les permite desarrollarse como personas y, con eso, también lo hace la sociedad”, reflexiona el Gerente General de Infocap.

Javier Rojas es gerente general de Infocap y también embajador de la fundación Hay Mujeres, desde donde trabaja por visibilizar el rol de las mujeres en diversos espacios públicos. 

Hay Mujeres

Coca-Cola celebró este año haber alcanzado la meta de su compromiso 5by20: acompañar el desarrollo económico de cinco millones de mujeres en todo el mundo para 2020.

Javier no solo es parte de Infocap, sino que también es Embajador de la Fundación Hay Mujeres, que promueve y amplifica el discurso público de las mujeres como dimensión de su liderazgo y su impacto en la calidad de la democracia.

“Hay un espacio protagónico de la mujer que es intransable y que ellas deben liderar. En todos los cambios necesarios tienen que ser parte. Ser embajador de Hay Mujeres significa que yo, como hombre, no me quedo indiferente y que, si tengo un potencial junto a mis otros congéneres, poder movilizarnos para que hagan acciones concretas desde sus propias realidades, sus propias organizaciones, es un deber”, apunta.

Por ello, Hay Mujeres e Infocap trabajan de manera conjunta para visibilizar el discurso de las mujeres, generalmente de líderes sociales, “que hoy día podrían hacer la diferencia de cómo conversamos las cosas en Chile si tuvieran una mayor visibilidad y ahí hay un desafío gigantesco”, concluye Javier.