Fue una mañana mágica. De esas que reúnen a un grupo en pos de un objetivo común y en las que surgen diálogos constructivos e ideas innovadoras.

Roberta Valenca, Gerente General de Coca-Cola Chile, recibió a un grupo de consejeras de Comunidad Mujer en una convocatoria a desayunar que superó todas las expectativas. Lideradas por su Presidenta, Mercedes Ducci, y su Directora Ejecutiva, Alejandra Sepúlveda, más de 20 mujeres, representantes de empresas, de la academia, de las ciencias, humanidad, el emprendimiento y la política se hicieron presentes para conversar sobre equidad de género y como trabajar para lograr los cambios que el mundo necesita en esta materia.

“Con Roberta hemos descubierto una gran coincidencia. Nosotros estamos trabajando bajo el lema #Apuremoslacausa y ella, desde Coca-Cola tiene también el compromiso de empezar a hacer las cosas por las mujeres ahora. Sabemos que en los dos últimos años han pasado muchas cosas positivas, pero nos preocupa que falta mucho y que hay leyes que siguen entrampadas”, dijo Memé Ducci para iniciar los fuegos.

La conversación fluyó de manera muy natural. La presencia de las diputadas Karin Luck y María José Hoffman y de la subsecretaria del nuevo Ministerio de Ciencias, Carolina Torrealba, le sumó otro matiz al debate: el del rol del estado y de las políticas públicas.

Entre risas y caras de sorpresa por uno que otro testimonio, surgieron conceptos muy atractivos. Por ejemplo, el de la abogada Elena Serrano, quien señaló que era prioritario poner atención al tema del cuidado que, a su juicio, es prioritario. O el de la historiadora Ana María Stuven, quien reconoció que teme a que las cosas cambien para terminar distorsionándose, porque se pierda el control sobre los conceptos importantes y mucha gente termine en contra del feminismo.

Respecto del ámbito empresarial, Pilar Lamana, Directora de Coca-Cola Andina, llamó a reconocer las trabas que existen en las carreras laborales, como que para acceder a directorios sólo pueden hacerlo gerentas generales. Mientras tanto, Andrea Fuchslocher, del directorio de Coca-Cola Embonor, argumentó que el modelo empresarial -creado por hombres- tiene que cambiar.

La conversación pasó por el patriarcado en la política, la importancia de la Ley de Cuotas, las diferencias existentes en el mundo de la academia y varias y poderosas ideas, para terminar con una potente frase de la coach organizacional Francisca Hevia: “las mujeres podemos… y tenemos que hacerlo todo”.

La despedida también fue larga. Abrazos, promesas de nuevos encuentros, llamadas y correos, y el compromiso de Coca-Cola para seguir trabajando arduamente junto a todas y cada una de las integrantes de Comunidad Mujer y con las mujeres de Chile.