Con una donación de 10.000 litros de Powerade en polvo, Coca-Cola acompaña el sacrificio y la entrega de los funcionarios del Hospital Clínico San Borja Arriarán, que se ha posicionado como un ejemplo de compromiso con los pacientes con Covid-19.

El personal que trabaja en los centros médicos está dando toda su energía para hacer frente a la pandemia: cumplen turnos extenuantes y trabajan sin pausas. Es el caso del Hospital Clínico San Borja Arriarán, hasta donde llegó un camión de Coca-Cola con 10.000 litros de Powerade para hidratar y dar energía a la “primera línea” de la salud. La donación alcanza a 3.000 funcionarios del centro asistencial de alta complejidad, entre los que se incluyen médicos, enfermeros y kinesiólogos, además de los trabajadores de administración, limpieza y seguridad.

La ayuda se enmarca en un plan de apoyo a la red hospitalaria de Chile, por el que la Compañía ya ha entregado productos de hidratación a centros asistenciales de las regiones de Tarapacá, Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Maule, Ñuble, Biobío, la Araucanía, Los Lagos y Los Ríos, además de municipalidades, centros de adulto mayor y comedores sociales.

Desde que se inició la pandemia, Coca-Cola, junto a sus socios embotelladores Coca-Cola Andina y Coca-Cola Embonor, se ha preocupado especialmente por apoyar al personal que atiende a los pacientes con Covid-19. Ya se han donado más de 200 mil litros de hidratación a distintas instituciones; del total, 80.000 fueron destinados exclusivamente a hospitales.

Las cajas de Powerade fueron descargadas en el Hospital San Borja, donde el propio Director comenzó a distribuir los productos entre los auxiliares paramédicos que a esa hora estaban de turno en la unidad de atención coronaria, una de las áreas reconvertidas cuando el recinto se transformó en un centro de atención a pacientes críticos con coronavirus. Durante la entrega, además, el director agradeció uno a uno el espíritu de sacrificio y entrega demostrada desde que se desató la pandemia en el país.

“Tuvimos la fortuna de recibir una donación llena de energía de Coca-Cola: Powerade viene de lujo para nuestros funcionarios que están entregando todo en sus turnos de 24 horas. Acá la primera línea la compone todo el establecimiento, cada uno de los funcionarios del hospital es sumamente relevante”, resaltó el Director del recinto, Jorge Wilhelm del Villar.

Mientras se entregaban los productos, un emotivo video circulaba entre los funcionarios del hospital: en la pieza audiovisual, distintos asociados del Sistema Coca-Cola agradecían su compromiso con la salud pública. “Gracias a cada uno de ustedes, que están dando la lucha en esta pandemia, ustedes son nuestros héroes y heroínas”, decía Paula La Rota, Still Manager de Coca-Cola Chile.

En camión llegaron las cajas con los 10.000 litros de Powerade para los funcionarios hospitalarios

Más de camas UTI

El número de camas con ventilación mecánica en el Hospital San Borja Arriarán creció un 500% ante la pandemia: si normalmente eran 8 las camas ventiladas, ahora son 54. Y mientras algunas áreas bajaron sus flujos de pacientes -como la atención ambulatoria y a niños-, otros servicios vieron crecer la demanda. “Todo el equipo de pediatría, por ejemplo, se fue a atender a adultos. Y el hospital se transformó en lo que hoy el país requiere: camas para atender pacientes críticos con Covid-19”, explica Jorge.

El Jefe de la Unidad de Pacientes Críticos del recinto, el doctor Álvaro Morales, agrega que son diversas las presiones que deben enfrentar a diario los funcionarios hospitalarios: a la complejidad intrínseca a trabajar con pacientes graves, se suman las jornadas de 24 horas, el uso obligatorio de elementos de protección sanitaria y la presión psicológica por las altas expectativas de atención de la ciudadanía. “De todas maneras, se ha reafirmado el valor de la salud pública en Chile”, reflexiona Álvaro.

Personal del Hospital Clínico San Borja Arriarán recibió el agradecimiento de los asociados de Coca-Cola