La ingeniera Carolina Rivas trabaja en Coca-Cola Chile desde hace cinco años. Hoy ocupa un cargo de alta responsabilidad en el área comercial, desde donde todos los días maneja números estratégicos para el negocio, y está convencida de que la Compañía es un lugar ideal para la realización profesional de mujeres.

Esta ingeniera en control de gestión con magíster en finanzas es pieza clave del equipo comercial de la Compañía. Reconoce que desde que salió de la universidad, hace 15 años, el rol de la mujer en el ecosistema laboral ya no es el mismo: hay una evidente mayor participación femenina en los espacios profesionales y públicos, que ha cambiado también las cosas para los hombres.

“Antes los hombres eran los que asumían los roles gerenciales y a las mujeres se nos relegaba a papeles más secundarios, pero las mujeres hemos tomado protagonismo en las empresas. Por ejemplo, nosotras somos mayoría dentro de la oficina en Chile y eso ha sido un cambio fundamental”, dice la Customer & Commercial Leadership de Coca-Cola Chile, en entrevista con Journey.

¿Qué te motivó a entrar a la Compañía?

Coca-Cola fue siempre un referente para mí como profesional, por ser una empresa internacional de gran trayectoria, pero que además tiene mucha flexibilidad. Cuando llegué, yo había sido mamá hacía muy poco y para mí era importante tener la posibilidad de trabajar algunos días desde casa o irme más temprano; y esa esa flexibilidad la encontré en esta empresa.

¿Cómo distribuyes el tiempo personal y laboral?

Tengo dos hijos en edad de colegio, pero también debo entregar resultados en el negocio. La clave del éxito es ser organizada y flexible para los dos lados.

¿Cómo es para una mujer trabajar en Coca-Cola?

Un privilegio, porque es una compañía que de verdad promueve la equidad de género y que todos tengamos voz, que las opiniones sean consideradas independiente de si eres hombre o mujer.

¿Qué carcterística identifica a las mujeres en el mundo laboral?

Somos por naturaleza más resilientes, tenemos una mente mucho más abierta y más flexible, siempre aportamos ideas nuevas y una distinta forma de pensar. Sin dejar de estar enfocadas en el negocio y los números, logramos ablandar las cosas porque ponemos la empatía y sensibilidad sobre la mesa.

¿Qué mujeres de Coca-Cola Chile han sido inspiración?

El liderazgo más fundamental que me ha marcado ha sido el de Roberta Valenca, nuestra Gerenta General, porque he tenido el privilegio de trabajar casi permanentemente con ella en estos cinco años. Ella impulsa que todos tengan una voz, que el talento femenino sea reconocido y que sean reconocidas nuestras diferencias.

¿Y para los hombres cómo es trabajar de la mano de mujeres?

Solo he tenido buenas experiencias de mis compañeros, porque ellos se van transformando junto con nosotras. Hoy son más abiertos a escuchar distintas ideas, opiniones y puntos de vistas, son capaces incluso de ponerse en lugar de nosotras, tanto en aspectos de la vida familiar como del negocio.