El 2020 quedará grabado en nuestras memorias y en la historia por muchas razones. Además de la emergencia sanitaria que desafió al mundo, cambiaron nuestros planes, nuestra manera de pensar y de trabajar.

En Coca-Cola nos propusimos estar cerca de cada chileno y transformar la incertidumbre en compromiso a través de la iniciativa #JuntosHacemosLaDiferencia. Nos unimos apoyamos a los trabajadores esenciales en el combate a la pandemia, estuvimos junto a las organizaciones sociales que aumentaron su esfuerzo para ayudar a las comunidades vulnerables y redoblamos nuestro compromiso con recicladores y almaceneros, que pusieron todo de sí para seguir trabajando, por sus familias y por sus comunidades. Y, pensando que Un Mundo sin Residuos es posible, nos sumamos al Ministerio del Ambiente para lanzar una plataforma que conecta a recicladores de base con los hogares para el retiro domiciliario.