Las 600 jóvenes latinoamericanas que fueron seleccionadas por la Academia Climáticas x Tremendas ya comenzaron sus clases virtuales. Carmen Tapia, de 14 años, es una de ellas: fanática del hockey, el fútbol y el skate, ingresó a los talleres para aprender más, pero sobre todo para hacer comunidad, porque dice que la idea es “formar un equipo entre todas”.

Carmen tiene mucha conciencia y sensibilidad con lo que pasa en su entorno. No solo sabe lo obvio, que vive en una capital contaminada; también sabe que la suya es una urbe desigual donde las comunas con menos recursos sufren más los efectos de la polución del aire.

Entre las muchas actividades que realiza -va a clases, hace deportes, lee, escribe, toca música, cocina, juega con sus perritas- Carmen también quiere mejorar el mundo que la rodea. En materia medioambiental, por ejemplo, tiene ideas concretas: “Mejorar el transporte público, ojalá sin subir el precio, para que más personas lo usen en vez de los autos que generan más contaminación; y plantar más árboles, para que haya áreas verdes en todas las comunas y no solo en algunas”.

Con todas esas ideas en mente, esta inquieta estudiante se cruzó en Instagram con la convocatoria que abrió la Academia Climáticas x Tremendas para 600 jóvenes de toda Latinoamérica, una iniciativa apoyada por la marca Sprite. Carmen no lo pensó dos veces, era su oportunidad de aprender más y entonces se inscribió. En las primeras semanas de clases, ha conocido a compañeras de varios países y está cada vez más convencida de que la lucha contra el cambio climático es urgente y debe hacerse entre todas.

¿Cómo es tu relación con el medio ambiente?

Es como un win-win, porque el medio ambiente me da todo lo que necesito para vivir, entonces yo también intento cuidarlo, respetarlo y concientizar a mis cercanos para que me ayuden en esa tarea. A mis hermanos siempre les digo que cuiden el medio ambiente y a veces los canso un poco, pero les sirve y nos sirve a todos como familia.

¿Qué hábitos sustentables has desarrollado?

Intento movilizarme en bicicleta, hago eco-ladrillos, reutilizo lo más posible y tomo duchas más cortas. Cuido el agua porque sé que es un recurso limitado que todos necesitamos para vivir, no solo los humanos sino todos los seres vivos.

Para Carmen -fanática del hockey, el skate y el fútbol- los deportes son un espacio para generar igualdad

¿Cómo llegaste a la Academia Climáticas x Tremendas?

Me enteré porque estaba siguiendo en Instagram a Tremendas y estaba empezando a formar parte de eso. Entonces cuando vi la Academia Climáticas me pareció una idea bacán, una oportunidad para informarme más y aprender otras formas de contribuir en la solución climática.

¿Cómo han sido las primeras semanas de clases?

He aprendido muchas cosas. Me ha llamado harto la atención que nos han enseñado sobre innovación y liderazgo, no solo temas del medio ambiente, porque al final queremos formar un equipo entre todas. Como dicen en Tremendas: educar a niñas y mujeres es una solución climática, porque podemos convertirnos en agentes de cambio.

¿Están trabajando algún proyecto para generar impacto en la Academia Climáticas?

Sí, tenemos hartas ideas. A mí me tocó con dos chicas de México y el resto somos todas chilenas. Hemos pensado en enfocarnos en las áreas de educación y océanos, así pensamos concientizar a personas de diferentes edades acerca de este tema.

Carmen Tapia se topó con la convocatoria de la Academia Climáticas x Tremendas y decidió postular