Son las 8.30 horas de la mañana en Los Ángeles y Journey tiene una cita con el actor Nicolas Coster, protagonista –en la piel del Señor Vega- del último anuncio de Coca-Cola Sin Azúcar en Europa. En el aviso, una nueva versión del famoso spot de Coca-Cola de la Super Bowl de 2006, invita a través del humor a reflexionar sobre qué cosas nos van quedado en el tintero, y a recuperar el tiempo perdido.

- ¿Qué pendientes le quedan en la vida?

- Me gustaría saltar en paracaídas. Y una de las cosas que haré pronto será viajar a Nueva Zelanda. Mi padre era neozelandés y tengo allí una familia maravillosa con la que he tenido siempre mucho contacto, pero nunca he viajado hasta ese país. Y si alguna vez hago un anuncio de Coca-Cola para Rusia, me encantaría entrar en una cápsula espacial rusa.

Una escena del anuncio de Coca-Cola Sin Azúcar

- ¿Usted es el verdadero Señor Vega que ha inspirado el anuncio?

- El anuncio simplemente imita la vida. La actitud debe ser la que adopta el Señor Vega tras probar una Coca-Cola Sin Azúcar.

Nicolas Coster junto a Robert Redford en la película 'Todos los hombres del presidente' (1976). 

Nacido en Reino Unido, el actor estadounidense, de 84 años, lleva ante las cámaras o sobre el escenario más de 60 años y no tiene intención de retirarse. En 2007 recibió el premio Daytime Emmy de la televisión estadounidense. Nicolas Coster es conocido principalmente por películas y series como California Clan y Star Trek: The Next Generation, pero también Los Ángeles de Charlie, Dallas, The Incredible Hulk, Magnum, Knight Rider, MacGyver, Law & Order y muchas más. Desde 2016 también se lo puede ver en la serie The Young Pope, dirigida por Paolo Sorrentino.

En 1998, Coster fundó Challenges Foundation, que ofrece lecciones profesionales de navegación y buceo, especialmente para personas con discapacidad y veteranos de guerra.

Nicolas Coster como Lionel Lockridge en Santa Barbara, serie de televisión muy popular en Estados Unidos. 

- Con la perspectiva del tiempo, ¿qué consejo se daría a usted mismo siendo joven?

- Por naturaleza soy muy distraído. Tenía mucha energía cuando era más joven e hice cosas muy diversas. Si volviera a empezar, me habría establecido en Nueva York. He llegado alto. He protagonizado un musical en Broadway, he hecho nueve shows, pero creo que mi verdadero amor es el teatro. No es que me arrepienta exactamente, porque de lo contrario no habría tenido a mi hijo maravilloso ni habría conocido a Elena. Nos conocimos en Facebook gracias a la serie Santa Barbara, y no habría estado en Santa Barbara si hubiera permanecido en Nueva York.

-Se encuentra en muy buena forma, ¿no tiene ningún placer culpable?

- Disfruto muchísimo comiendo y me encanta el buen vino, de ahí que el Señor Vega tenga un poco de sobrepeso.