Coca-Cola Sin Azúcar es tan parecida a Coca-Cola Sabor Original, que sólo la robot especializada M.A.R.T.A las puede diferenciar. A un año de su lanzamiento, la bebida se ha instalado en más de la mitad de los hogares chilenos que consumen gaseosas. Estas son las claves de su éxito.

Journey Chile.-

La refrescante Coca-Cola Sin Azúcar está celebrando su primer cumpleaños este verano, con el regalo de haberse instalado en un lugar privilegiado de las preferencias de la familia chilena. La bebida llegó para quedarse, con la promesa cumplida de que es tan rica y refrescante como la Coca-Cola Sabor Original.

A la sucesora de Coca-Cola Zero le fue tan bien, que sus ventas crecieron un 20% en estos doce primeros meses, llegando a 374 mil nuevos hogares. En otras palabras, se posicionó en más de la mitad de las casas de los chilenos que compran gaseosas. “Los consumidores chilenos están demandando cada vez más productos sin azúcar y Coca-Cola Sin Azúcar se instaló como una propuesta atractiva, con un nombre más claro y un sabor igual de rico y refrescante”, explica Paula Catanzaro, Sparkling Senior Brand Manager de Coca-Cola South Latin.

Lo que busca Coca-Cola Sin Azúcar es impulsar un cambio en los hábitos de los consumidores y continuar reduciendo el azúcar en sus recetas. Paula explica que, con este nuevo producto, la compañía “está invitando al consumidor de Coca-Cola Sabor Original a probar la versión Sin Azúcar, porque son tan ricas y parecidas que es difícil distinguir cuál es cuál. Eso generó inmediata curiosidad en el consumidor que se atrevió a probarla y preferirla”.

Que la nueva bebida se haya instalado con éxito en el hogar de tantos chilenos responde a que desde su lanzamiento el Sistema Coca-Cola completo, con sus embotelladores, se han preocupado de que la bebida esté disponible en la mayor cantidad posible de negocios. El producto hoy se puede encontrar en el 90% de los puntos de venta del país, tanto almacenes como supermercados, gracias a 2.500 nuevas tiendas que se atrevieron a comercializarla.

Chile es el noveno país del mundo, y el primero de Latinoamérica, donde Coca-Cola tiene disponible el mayor mix de bebidas bajas y sin calorías, en línea con consumidores que prefieren hidratarse de forma cada vez más saludable. Paula Catanzaro destaca que actualmente el 98% de los productos del portafolio de Coca-Cola no tiene sellos y la idea es seguir en el camino de perfeccionar sus recetas, porque “este trabajo es como la tecnología, que está constantemente mejorando las cosas, y nosotros queremos seguir mejorando el sabor y composición de nuestras bebidas, porque es lo que piden los consumidores”.

M.A.R.T.A: desafiante y con wifi

Un año después de haberse estrenado con éxito, el personaje emblema de Coca-Cola Sin Azúcar, M.A.R.T.A (Modelo Avanzado Robótico de Testeo Automático), también está de regreso, ahora con wifi para detectar a quienes todavía no creen que su sabor es igual al de la Coca-Cola Sabor Original. En distintos spots, la graciosa máquina desafía a un clavadista en plena piscina, a un novio en su propia boda y a una pareja en el cine, a que se sometan a la prueba y las comparen.

M.A.R.T.A se transformó en toda una rockstar, tanto así que en sus recorridos por los seis países de Coca-Cola South Latin, la gente hace filas para someterse al desafío y para sacarse fotos con la robot que se mueve y contesta cuando le hablan. “Fue un éxito inmediato entre los consumidores, por eso nos acompaña de nuevo este año. Es una forma simpática y lúdica de transmitir que es tan rica como la original, lo que despierta curiosidad en el consumidor”, comenta Paula.