Dos botellas que se enamoran y logran reunirse una y otra vez gracias al reciclaje. Esa es la historia central de Love Story, un comercial que lanzó Coca-Cola Gran Bretaña y que está hecho completamente con material reciclado.

La idea es transmitir el mensaje de que el envase de Coca-Cola es valioso y necesita ser eliminado de manera adecuada para facilitar su reciclaje y, de esa forma, lograr que más personas se animen a reciclar y descubran que, fruto de ese proceso, las botellas de plástico pueden servir para fabricar más, en vez de ocupar espacio en basurales y vertederos. 

El video fue creado por Cris Wiegandt y Lacy Barry (de la agencia audiovisual Cosmopola), quienes usaron más de 1.500 botellas y latas de Coca-Cola, Fanta, Sprite, Smartwater y Honest Tea durante su producción. El anuncio apareció en televisión, internet y en cines de Gran Bretaña, y llegará a 35 millones de personas a finales de este año.

"La belleza de Love Story es que recuerda a la gente que nuestro embalaje es valioso. Todos nuestros envases son 100% reciclables y la campaña demuestra lo en serio que nos tomamos el alentar a más personas a reciclar, para que alcancemos nuestro objetivo de que todas nuestras botellas sean retornables", dice Aedamar Howlett, directora de marketing de Coca-Cola Gran Bretaña.

Pero esta pequeña historia no es la única inversión que se hará para ayudar a la gente a reutilizar y reciclar sus envases. Este anuncio es parte de una nueva estrategia de envasado sustentable, que pretende recuperar todos sus envases y aumentar el PET reciclado en botellas de 25% a 50% en 2020. Para lograrlo, también se harán actividades experimentales en festivales y eventos musicales, donde Coca-Cola promoverá su mensaje a otros seis millones de personas. 

 Revisa el making off de esta “historia de amor”